El diario económico
del negocio del deporte

Palco 23 El caso Neymar no ha sido un obstáculo para que la junta directiva presidida Josep Maria Bartomeu haya logrado salvar la liquidación de los presupuestos del FC Barcelona correspondientes a la temporada 2013-2014. Las cuentas, que arrojaban unos ingresos récord de 529,9 millones de euros y un beneficio neto de 41 millones, han sido avaladas por una aplastante mayoría: 899 de los 1.092 socios que han acudido a la asamblea de compromisarios. Votaro en contra 58 compromisarios y otros 52 votaron en blanco.

El vicepresidente del área económica, Javier Faus, ha defendido una liquidación que arroja un aumento del 8% de los ingresos. El principal motivo de este incremento es la obtención de recursos extraordinarios por las ventas de Cesc, Thiago y Sanabria. De no ser así, la facturación del club se habría estancado.

La única partida de ingresos recurrentes que mejoró es la de explotación del estadio (+2%, hasta 128 millones), mientras que las cuotas de los socios cayeron un 5% (19 millones) y la del área de márketing un 2% (169 millones). Los ingresos por televisión se mantuvieron estables en torno a los 161 millones de euros.

Estos ingresos extraordinarios son los que permitieron obtener un beneficio neto de 41 millones de euros, el segundo más alto obtenido por esta junta; en la temporada 2011-2012, las ganancias subieron a 49 millones. Y ello, pese a que los gastos también se incrementaron un 6%, hasta los 472 millones de euros.

El grueso de los costes que soporta la entidad corresponden a los salarios deportivos, que subieron un 4% (254 millones) por la renovación de los contratos de piezas claves del primer equipo, como Messi, Iniesta o Busquets. También sube el gasto en el resto de partidas: amortizaciones de los jugadores (+8%, hasta 65 millones); salarios no deportivos (32 millones, un 3% más); gastos de gestión (86 millones, un 16% más), y otros (+9%, hasta 35 millones).

Uno de los factores que provocó un aumento del gasto han sido los problemas judiciales vinculados al fichaje de Neymar. El FC Barcelona ha incluido una amortización de 2,7 millones, una quinta parte de los 13,5 millones de euros que se pagaron a la Agencia Tributaria en una declaración complementaria. Este pago, que se amortizará totalmente durante los cinco años del contrato del delantero brasileño, se produjo después de que la Audiencia Nacional admitiera a trámite una denuncia por posible fraude fiscal en este fichaje. Las cuentas aprobadas también incluyen una provisión de otros 8,8 millones, por los posibles pagos que el club pueda tener que afrontar por este juicio.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles