El diario económico
del negocio del deporte

M.M.A. Wang Jianlin ha empezado a inyectar el dinero comprometido en la ampliación de capital, por la que se convierte en propietario del 20% del Atlético de Madrid. El magnate chino ya ha desembolsado la práctica totalidad de los 44,98 millones de euros que pactó, de manera que la entidad da cumplimiento holgadamente al compromiso que adquirió con la Liga de Fútbol Profesional (LFP) en septiembre. Por esas fechas, el consejero delegado, Miguel Ángel Gil Marín, logró elevar su techo de gasto en salarios de 75 millones a 80 millones de euros, a cambio de realizar una ampliación de capital por al menos ese importe.

Wang Jianlin, entre Miguel Ángel Gil Marín, consejero delegado, y Enrique Cerezo, presidente del Atleti.

Wang Jianlin, entre Miguel Ángel Gil Marín, consejero delegado, y Enrique Cerezo, presidente del Atleti.

En el Registro Mercantil ya se ha inscrito la ampliación de capital por 6,18 millones de euros. No se trata de una operación por fases, sino que el valor nominal de las acciones se fijó en 8,5 euros, con una prima de emisión de 53,4 euros. Es decir, que ya se han inscrito un total de 726.868 nuevas acciones, de las que 726.707 acciones pertenecen a Jianlin. El nominal servirá para reforzar los fondos propios del club, cuyo capital social se incrementa un 25% y ya se sitúa en un total de 30,88 millones de euros.

Los 38,8 millones que Jianlin aportó como prima de emisión son los que el Atlético de Madrid destinará a financiar su plan de expansión internacional, que incluye la apertura de 300 puntos de venta en China, y disponer de mayor poder adquisitivo de cara al próximo mercado de fichajes. El objetivo de Gil Marín es conseguir que el club doble su tamaño en cinco temporadas, hasta alcanzar los 300 millones de euros de facturación.

El magnate chino ha vehiculado su inversión a través de Wanda Madrid Investment, una sociedad que ahora será la titular del 20% de las acciones y por lo tanto será el segundo máximo accionista del actual campeón de Liga. Si se confirma que el resto de grandes socios no acudieron a la ampliación de capital, Gil Marín habría diluido su participación del 61,01% al 48,8%, aunque todavía tendría una posición de control gracias a las acciones del resto de familiares. En el caso de Enrique Cerezo, actual presidente, su paquete habría pasado del 22,37% de septiembre al 17,9%.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles