El diario económico
del negocio del deporte

M.Menchén La UE Llagostera deberá buscar probablemente inversores externos para poder completar su conversión en sociedad anónima deportiva (SAD). Pese a que el club ha logrado garantizar su permanencia en Segunda División, las exigencias de convertirse en una mercantil son demasiado elevadas para un club con una masa social reducida. El reto pasaba por obtener 1,9 millones de euros entre los 824 socios del club gerundense, pero en la primera fase sólo 35 de ellos han acudido a la llamada con la compra de 217 acciones. En total se han obtenido 50.127 euros, apenas un 2,6% de lo que necesitan.

El deseo inicial del conjunto presidido por Isabel Tarragó era que los actuales socios cubrieran toda la ampliación de capital para que éste siguiera en manos de la afición. Para ello, se abrió una primera fase en la que cada uno de ellos podía comprar un máximo de diez acciones, a razón de 231 euros por título. Sin embargo, sólo 35 han aportado ya capital y tendrán derecho a acudir a la segunda fase. En ésta, podrán comprar de nuevo hasta adquirir un máximo de 229 acciones por persona. Ello les exigiría una inversión individual de más de 50.000 euros.

De esta manera se mantiene la garantía que nadie podrá ostentar una participación en la UE Llagostera superior al 10%. Tampoco podrán los inversores que acudan al tercer tramo de conversión en SAD, abierto a cualquier persona externa al club gerundense. Todo apunta a que será clave la movilización de los empresarios de la provincia para conseguir antes del 23 de julio los 1,9 millones que exige el Consejo Superior de Deportes (CSD) para que puedan seguir disputando competiciones en categorías de fútbol profesional.

Los fondos irán directamente a reforzar el capital de la UE Llagostera, que cerró la última temporada con unos fondos propios de 42.647 euros y una deuda comercial de apenas 38.278 euros. En  los últimos dos ejercicios acumuló unos beneficios de 45.000 euros aproximadamente, con unos ingresos de 233.000 euros en la campaña 2013-2014, la última en Segunda División B. El presupuesto para este año, y con el que está en disposición de ascender a Primera, es de 3,08 millones de euros, de los que 2,1 millones proceden de los derechos de televisión.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles