El diario económico
del negocio del deporte

M.M.A. El Racing de Santander ya ha encontrado el dinero que resta para cumplir con las exigencias de capital que demanda el Consejo Superior de Deportes (CSD). El conjunto cántabro propondrá una nueva ampliación de capital por 698.850 euros, algo más de lo que en realidad les falta para lograr su objetivo, aunque en esta ocasión no contarán sólo con aportaciones dinerarias. Aquellos acreedores que también sean accionistas del club tendrán la opción de capitalizar créditos, de manera que se reduciría el pasivo y al mismo tiempo se lograría el objetivo de captar 2,6 millones de euros.

Racing Santander gol 530

Los jugadores del Racing celebran el gol frente al Tenerife en la última jornada.

La propuesta se someterá a votación en próxima junta extraordinaria de accionistas, convocada para el 14 de junio. En ese encuentro también deberán ratificarse los cambios en el consejo de administración, con la incorporación de tres representantes del colectivo de exjugadores después de que su intervención fuera decisiva para salvar la ampliación de capital. También se expondrán y someterán a votación las cuentas de las últimas dos temporadas, marcadas por el hecho de que el Racing de Santander se encontraba en concurso de acreedores.

El club suspendió pagos a mediados de 2011 con un pasivo de 48,3 millones de euros. Un año más tarde logró levantarlo con una quita del 50% sobre los créditos ordinarios (no incluye Hacienda ni Seguridad Social) y el compromiso de devolver el dinero en cinco años, con dos de carencia en los que no se pagarían intereses. A finales de 2014 acordó una modificación del convenio porque, al estar en Segunda División, se veía incapaz de asumir los pagos. En paralelo, negocia con la Agencia Tributaria una ampliación del calendario para devolver 8,7 millones de deuda vencida y exigible en cinco años, de los que 6,5 millones deben pagarse a corto plazo.

Se desconoce si esta nueva fórmula en la ampliación de capital ha sido solicitada por algún empresario local, jugadores o empleados del propio club. Entre los acreedores del Racing se encuentran decenas de trabajadores, tanto del área deportiva como de la administrativa, así como empresas de la comunidad autónoma que en algún momento han prestado servicios.

El equipo se encuentra en puestos de descenso a Segunda División B, pero tan sólo está a un punto de las posiciones que garantizan la permanencia en la Liga Adelante. De conseguirlo por méritos deportivos, el Racing deberá también cumplir con las exigencias del CSD. En este sentido, la tardía convocatoria de la nueva ampliación de capital obligará al club a apurar al máximo el calendario, ya que apenas dispondrá de mes y medio para captar este dinero adicional antes de poder inscribirse para la próxima temporada.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles