El diario económico
del negocio del deporte

M.Menchén Batlle i Roig era el principal candidato y finalmente ha salido ganador. El FC Barcelona ha adjudicado a este despacho de arquitectura el diseño del futuro Miniestadi, que posteriormente se verá complementado con nuevas instalaciones que ampliarán la actual Ciudad Deportiva Joan Gamper, ubicada en Sant Joan Despí (Barcelona). El proyecto exigirá una inversión total de 40 millones de euros, de los que 12 millones corresponden al nuevo estadio del Barça B.

El estudio escogido ya es un buen conocedor de la Ciudad Deportiva, puesto que es la que se encargó de diseñar las instalaciones actuales. La intención de la junta directiva de Josep Maria Bartomeu pasa ahora por complementar aquel proyecto inicial con nuevos edificios que blinden la intimidad del primer equipo e incorporen nuevos servicios para las visitas; tres campos más de fútbol, y el nuevo Miniestadi.

Recreación de la futura Ciudad Deportiva del Barça ampliada, con el Miniestadi a la izquierda.

Recreación de la futura Ciudad Deportiva del Barça ampliada, con el Miniestadi a la izquierda.

El objetivo del Barça es que las obras arranquen a principios de 2016 y la inauguración del estadio pueda realizarse de cara al inicio de la temporada 2017-2018. La instalación tendrá capacidad para 6.000 espectadores, mientras que se ha doblado hasta las 600 el número de plazas del aparcamiento anexo.

Batlle i Roig percibirá unos honorarios de 750.000 euros como máximo y tendrá un presupuesto máximo de 12 millones para esta fase, ya que los 9 millones del Miniestadi se completan con 2 millones para el parking y un millón para cuestiones de urbanización.

El proyecto será posible tras la compra de unos terrenos de 20.000 metros cuadrados por 8,21 millones de euros. El club negoció un cambio de usos con el Ayuntamiento de Sant Joan Despí, ya que inicialmente estaban previstos 20.000 metros cuadrados de uso comercial  y sólo 12.500 metros cuadrados para asuntos deportivos. Con el nuevo plan, el Barça dispondrá de 32.000 metros cuadrados adicionales para usos deportivos y sólo 12.000 metros para explotación comercial.

 

Concurso arquitectónico con varios candidatos

Batlle i Roig se ha adjudicado el contrado en un proceso de concurrencia competitiva al que el Barça invitó a participar a diversos despachos de arquitectura. En él han participado cinco empresas catalanas y una de Bilbao.

Su propuesta se ha impuesto a las de otras dos firmas que también han colaborado con el Barça: Josep Llobet Arquitectes, que fue el ideólogo del edificio de La Masia-Centro de Formación Oriol Tort, y Millet, Biosca i Associats (MB&A), que ya ha asesorado en los estudios previos y que han servido para dar forma al Espai Barça.

En el proceso también estaban Tusell Arquitectura, firma que asesora desde 2001 al RCD Espanyol en temas urbanísticos y de patrimonio; AiA Salazar Navarro, que ha diseñado el futuro estadio municipal de Montigalá (Badalona), junto a la firma francesa Dominique Perrault Architecture, y el despacho bilbaíno Idom, con el nuevo San Mamés y el Bilbao Arena como proyectos estrella en el mundo del deporte.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles