El diario económico
del negocio del deporte

Marc Menchén El Real Madrid sigue siendo el club de referencia en cuanto a ingresos, pero su modelo sigue basándose en un excesivo apalancamiento. El conjunto madridista cerró el primer semestre de su ejercicio fiscal con una facturación de 368,5 millones de euros, lo que supone un incremento del 16,5% respecto al mismo período de la campaña 2013-2014. Sin embargo, su deuda neta a dos años vista, es decir, descontada la tesorería y otros activos líquidos, se disparó un 31,2% interanual, hasta los 439,33 millones.

Florentino Pérez 530

Florentino Pérez, presidente del Real Madrid.

Los estados financieros a 31 diciembre de 2014, que aún no han sido auditados y a los que ha tenido acceso Palco23, revelan que el principal colectivo acreedor del club presidido por Florentino Pérez son otras entidades deportivas, con un total de 136,35 millones de euros; a 31 de diciembre de 2013, esos compromisos sólo ascendían a 81,88 millones. La deuda con entidades de crédito y con otros acreedores comerciales se ha mantenido estable en 69,12 millones y 135,2 millones de euros, respectivamente.

Pese al elevado endeudamiento, la situación no es preocupante: el Real Madrid cumple holgadamente con todos los ratios de control económico que impone La Liga. Además, de mantenerse la evolución registrada entre julio y diciembre, el club estaría en disposición de pulverizar sus previsiones. El beneficio neto se disparó un 44,4% interanual en el primer semestre del ejercicio 2014-2015, al pasar de 51,46 millones a 74,32 millones de euros.

La mejora del resultado neto se explica por varios motivos. El primero, que el negocio recurrente del club mejora un 10,5%, hasta 287,79 millones. Esta partida sólo incluye los ingresos por socios y estadio, competiciones, derechos de televisión y marketing. De todos estos subapartados, el Real Madrid mejoró en todos ellos excepto en las retransmisiones, ya que es una cantidad pactada con Mediapro y que se ha mantenido estable en el tiempo.

 

Al aumento de los ingresos ordinarios se le añade el incremento de las plusvalías por traspasos de jugadores durante el último verano, ya que ascienden a 80 millones a 31 de diciembre de 2014 (55,49 millones el mismo período de 2013). Ello ha permitido compensar el mayor gasto en amortizaciones de jugadores (65,18 millones, un 25% más) y en nóminas (137,4 millones, un 15,4% más). Se desconoce si ya se incluyen las primas por el Mundial de Clubes.

Cabe destacar que este balance económico no incluye los fichajes formalizados por el Madrid en el período de fichajes de invierno, en el que admite haber gastado 48,5 millones. A las llegadas de Odegaard y Lucas Silva, se le añaden las contrataciones de Marco Asensio y Danilo, que llegarán a la disciplina blanca este verano.

 

Previsión para el ejercicio completo

El Real Madrid no ofrece en la documentación semestral una comparativa respecto al presupuesto presentado a finales de verano para la temporada 2014-2015. José Ángel Sánchez, director general, se marcó el objetivo de facturar al menos 533 millones, unos 16 millones de euros menos que la campaña anterior ante la necesaria prudencia de no incluir ingresos extra por alcanzar las finales de Champions League y Copa del Rey, un escenario que finalmente no se ha producido.

Al no presupuestarse estos dos éxitos deportivos, la previsión de gastos de personal también era sensiblemente inferior, lo que debería permitir que el beneficio de explotación antes de amortizaciones se mantuviera estable en 166 millones, mientras que el resultado antes de impuestos también estaría nuevamente en torno a los 48 millones.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Mateu Alemany

Director general del Valencia CF

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Todos los perfiles