El diario económico
del negocio del deporte

M.Menchén Campeón de Copa del Rey, Liga y Champions League. Tras un fin de semana en el que el FC Barcelona ha vuelto a lograr el triplete, el equipo directivo deberá reanudar dos negociaciones claves para el futuro económico de la entidad. Los contratos de patrocinio con Nike y Qatar Airways, que pretenden mejorarse considerablemente y a lo que sin ninguna duda ayudarán los éxitos cosechados en las últimas semanas.

El asunto más urgente es el del patrocinador de la camiseta. Qatar Airways paga actualmente 33 millones de euros, sin contar los premios por ganar títulos, una cifra que en 2010 situó al Barça como el mejor pagado de Europa. Sin embargo, Chevrolet y Yokohama han subido el listón, acordando el pago de 60 millones y 55 millones de euros a Manchester United y Chelsea FC, respectivamente.

El Barça contrató a la multinacional IMG para sondear el mercado y ver si existían opciones para relevar a Qatar Airways o si la aerolínea estaría dispuesta a realizar la oferta más atractiva. El conjunto blaugrana, según publicaba el viernes Mundo Deportivo, estaría por la labor de renovar con la línea aérea a cambio de unos 50 millones por temporada. La intención sería firmar en los próximos días un preacuerdo que debería ser ratificado por la junta directiva entrante (en julio habrán elecciones), primero, y por la asamblea de compromisarios, después.

Barça Berlin 530

Los jugadores recibirán primas por 50 millones de euros. /FC Barcelona

El contrato con Qatar Airways, muy criticado por una parte de la afición debido a los escándalos que afectan al emirato, se extiende hasta el final de la temporada 2015-2016. Sin embargo, Nike necesita saber antes de que acabe el año cuál será la nueva marca que aparezca en la camiseta, de cara a realizar los diseños. De ahí que sea más urgente la elección del nuevo socio principal que la mejora de contrato con la propia multinacional estadounidense.

De hecho, Nike es la principal marca asociada al club, tanto en términos económicos como de colaboración comercial. La marca firma las equipaciones blaugranas desde 1998 y el actual contrato se extiende hasta 2018. El Barça recibe actualmente 54 millones de la marca de equipamiento deportivo, desglosados en 35 millones por el patrocinio y otros 19 millones (esta cifra varía según el año) en concepto de canon por las ventas que genera todo el merchandising blaugrana.

Estas cifras estarían nuevamente por debajo de las que perciben otros grandes rivales. Adidas y Bayern de Munich acaban de prolongar su relación hasta el año 2030 a cambio de unos 60 millones por temporada, mientras que el Manchester United ha dejado a Nike por la multinacional alemana tras asegurarse 94 millones anuales. En principio, en ambos casos también se incluye la gestión del negocio comercial, por lo que el Barça tendría margen de mejora.

En ningún caso, por ahora, se plantea cambiar de marca, debido a la ventaja que supone la amplia red de distribución de Nike en todo el mundo. Además, el hecho de que la marca haya perdido a los Red Devils y también a la Juventus, hacen que el Barça sea el único gran club de Europa que aún confíe en la marca. Atlético de Madrid, PSG y Manchester City también visten diseños de la compañía, pero no tienen la repercusión mundial de los blaugranas.

 

Pilares de las cuentas del club, impactadas por los títulos

Bartomeu sólo tiene la reunión de la junta directiva de este martes para atar estos acuerdos antes de convocar oficialmente las elecciones, momento a partir del cual deberá dimitir para presentar su candidatura. No es una cuestión menor, si se recuerda que la votación se prevé para mediados de julio y el club estará prácticamente mes y medio sin poder tomar decisiones de carácter estratégico.

Nike y Qatar Airways son actualmente dos de los pilares de la cuenta de resultados del Barça, ya que en conjunto suponen casi un 20% de todos los ingresos. Este año pagarán en torno a ocho millones adicionales respecto a lo habitual debido a los títulos, unos ingresos extra que ayudan a aminorar el impacto de las primas que recibirán los jugadores por el triplete: algo más de 50 millones. También ayudarán los 15,6 millones que ingresará de más el club respecto a lo presupuestado por ganar la Champions League, ya que sólo se contemplaba alcanzar los cuartos de final por prudencia contable.

En total, el club podría acabar cerrando la temporada con unos ingresos de entre 570 millones y 580 millones de euros, ya que en los últimos meses también se han cerrado nuevos acuerdos de patrocinio. En principio, el Barça estimaba facturar 539,2 millones y lograr un beneficio neto de 18 millones de euros, que finalmente podría ser inferior por el efecto de las primas  a los jugadores y el incremento de los salarios. Un contratiempo a corto plazo, que a medio y largo plazo se recuperará con las mejoras de ingresos a nivel comercial gracias al efecto de los títulos en la marca.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles