El diario económico
del negocio del deporte

M.Menchén A día de hoy más de un club de Primera o Segunda División se tiraría a los brazos de un inversor dispuesto a poner 50 millones de euros encima de la mesa, pero el Levante UD no parece estar por la labor de aceptar la oferta realizada por Robert Sarver, dueño de la franquicia de la NBA Phoenix Suns. Y es que, lejos de estar en problemas económicos, la gestión de la entidad granota tras superar el concurso de acreedores ha permitido construir un equipo capaz de estabilizarse en la élite del fútbol español sin olvidarse de sanear su balance.

La Fundación Cent Anys es actualmente la titular del 70% de las acciones y no tiene ninguna urgencia por vender. Al contrario: “La Fundación, que tiene como fin la conservación, difusión y promoción de las vertientes deportiva, cultural y social del Levante Unión Deportiva SAD, no tiene en estos momentos necesidad de vender su paquete accionarial gracias a la consolidación del actual proyecto”, aseguraba ayer en un comunicado.

Robert Sarver

Robert Sarver, dueño de los Phoenix Suns de la NBA, cancelaría la deuda del club.

La propuesta de Sarver, presidente y consejero delegado de Western Alliance Bancorporation, una entidad que gestiona activos por más de 10.000 millones de dólares, será analizada por el patronato el próximo 23 de junio. “Es un motivo de orgullo que empresarios de este potencial y prestigio hayan mostrado un interés real en el Levante UD”, admiten tras la llamada de KPMG, que está intermediando en la operación. Pero, ¿por qué han mostrado un rechazo inicial al proyecto?

 

El control dejaría de estar en manos de la masa social granota sin haber problemas económicos

Sarver no quiere una participación minoritaria y, en principio, quiere hacerse con el 70% del club para tener un control absoluto sobre la gestión del Levante. Esta pretensión choca con la idea de Quico Catalán, actual presidente ejecutivo y la persona que ha logrado revertir la mala situación en la que se encontraba el club hace seis años. “Entiendo que la figura de un inversor que entra en el fútbol español no es mala, es buena. Pero lo es siempre que las instituciones, los clubes, no pierdan sus raíces, sus valores… eso no se puede negociar. Si el inversor está dispuesto a asumir ese proyecto económico, social, institucional, histórico… pues creo que no es malo. El problema es si eso es moneda de cambio. Si fuera así, yo nunca apoyaría una venta a un inversor en ese sentido”, reflexionaba en una entrevista con el diario As hace un año.

A diferencia del Valencia CF, cuya fundación vendió el 70% a Peter Lim por 92 millones de euros para poder devolver el crédito del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), la del Levante no tiene esta necesidad. El patronato también recibió un aval de la entidad controlada por la Generalitat de la Comunidad Valenciana para lograr un crédito de 7,06 millones de Caixa Penedès (ahora BMN) en 2009.

Inicialmente se fijó el 23 de diciembre de 2016 como fecha de vencimiento, pero en mayo del año pasado se logró refinanciar los 4,29 millones que quedaban por amortizar hasta 2022. Este cambio de las condiciones sitúa en algo más de 500.000 euros el pago que debe realizar Cent Anys para devolver el crédito, algo factible gracias a los beneficios que obtiene con la gestión de la cantera granota en virtud del acuerdo de colaboración con el Levante.

 

Club al corriente de pago y sin expedientes de La Liga

El Levante fue uno de los primeros clubes españoles en solicitar concurso de acreedores ante la imposibilidad de hacer frente a una deuda que entonces se situaba en 92 millones de euros. Tras entrar en julio de 2008 en los juzgados, se logró pactar quitas del 50% en los créditos no privilegiados en 2010, en pleno ascenso a Primera, y el pasivo finalmente se redujo a 62 millones de euros, situando a la Agencia Tributaria, CaixaBank y Ruralcaja como principales acreedores junto a los futbolistas.

Actualmente la deuda de la entidad ronda los 33 millones de euros y no se avecinan pagos elevados en el corto plazo. En septiembre de 2014, Catalán logró que las citadas entidades financieras aceptaran refinanciar a veinte años la devolución de 17,5 millones de euros. En paralelo, la Agencia Tributaria se avenía a negociar un nuevo calendario para la devolución de 9 millones, tras asegurarse el cobro de 12,3 millones este julio y que en buena parte podrá cumplirse gracias al traspaso de Keylor Navas al Real Madrid el pasado verano por 10 millones.

Levante recurso

El Levante busca repetir el éxito de este año y rebasar los 18.000 abonados.

 

Estabilidad presupuestaria en Primera División

Una de las claves para el espectacular vuelco a la situación económica del Levante ha sido su estabilidad en Primera División durante las últimas seis temporadas, siempre teniendo en cuenta las obligaciones que establecía el convenio de acreedores. Incluyendo los ingresos por traspaso de jugadores, claves para cumplir con los pagos, la entidad granota siempre se ha movido en la élite del fútbol español con un presupuesto que supera ligeramente los 30 millones de euros. En las últimas dos temporadas ha acumulado un beneficio neto de 6,57 millones de euros y, según aseguró Catalán en la última junta de accionistas, el beneficio antes de impuestos para la campaña 2014-2015 estaría en 8 millones.

La salud económica del club es tal que incluso ha logrado un asiento en la comisión que velará por que se cumplan los objetivos de la centralización de la venta de los derechos de televisión. En ese grupo de trabajo, al que aspiraban clubes de mayor tamaño como el Valencia o el Sevilla, también estarán el FC Barcelona, el Real Madrid y el Numancia, éste en representación de Segunda.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Mateu Alemany

Director general del Valencia CF

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Todos los perfiles