El diario económico
del negocio del deporte

M.M.A. Poco a poco empieza a desvelarse la verdadera identidad de los nuevos propietarios del Girona FC. A falta de que la venta se haga pública y el Consejo Superior de Deportes (CSD) dé el visto bueno a la operación, las personas que se han hecho con el club de Segunda División son dos exdirectivos de Canal+ Francia. Se trata de Jean-Louis Dutaret y Samir Boudjemaa, expresidente y ex director general de Canal+ Events y que el año pasado se escindió del grupo de televisión para convertirse en TV Sport Events. La operación se habría cerrado por unos dos millones de euros.

Es la primera vez que esta compañía toma una participación accionarial en un equipo de fútbol, ya que hasta ahora se había centrado en la organización de actos deportivos en Francia. Entre los eventos figuran la Maratón de Metz, los X Games de Tignes, el Open de Tenis de Montpellier y varios torneos de golf. Eso sí, su experiencia en áreas como el ticketing, la administración y el patrocinio serán muy valiosas para el Girona FC y su necesidad de aumentar ingresos.

Jean Louis Dutaret

Jean Louis Dutaret, presidente y accionista de TV Sport Events.

Fuentes conocedoras de la negociación confirman que la compraventa se ha realizado a través de esta empresa, especializada en la organización de eventos y el marketing deportivo. El nuevo propietario, adelantado ayer por el Diari de Girona, no estará solo en el consejo de administración, ya que el hasta ahora dueño, Josep Delgado, mantendrá una participación del 17,5%. El resto estará en manos de socios minoritarios y Joaquim Boadas, expresidente del club. La operación ha sido posible gracias a Pere Guardiola, hermano del entrenador del Bayern de Munich y alto ejecutivo de Mediapro.

Pese a las informaciones aparecidas en las últimas semanas, el grupo audiovisual no ha tomado ninguna participación en el Girona FC. Lo que sí es cierto es que algunos extrabajadores de Mediapro se han marchado al club catalán, como es el caso de Ignacio Mas-Bagà. El joven ejecutivo se incorporó en abril como asesor de la entidad para ayudar a poner en orden el área corporativa mientras sobre el terreno de juego se aspiraba a ascender a Primera División. Antes de instalarse en las oficinas de Motilivi, Mas-Bagà trabajó seis años como responsable de giras y partidos amistosos en una filial de Mediapro, para fichar en febrero de 2014 por La Liga para ser el director de eventos de la LFP World Challenge.

El relevo en la propiedad del Girona FC se produce después de que el club levantara el concurso de acreedores y lograra un convenio con la Agencia Tributaria después de realizar un pago inicial de 380.000 euros.La deuda total asciende a 4,5 millones de euros, después de haberse acordado unas quitas del 40% y el pago del 60% en cuotas idénticas durante seis años. Entre los afectados no sólo están los proveedores del club, sino también jugadores. La negociación durante el concurso fue dirigida por Francesc Rebled, cesado como presidente dos semanas antes de abandonar la tutela judicial.

La temporada 2013-2014 se cerró con un patrimonio neto negativo de 2,9 millones de euros. Los ingresos se situaron en 4 millones de euros, frente a los 4,4 millones del ejercicio anterior. Las pérdidas se incrementaron en este mismo periodo, al pasar de 1,64 millones a 1,88 millones de euros. Para la campaña que ahora ha terminado, se presupuestó una cifra de negocio de 4,7 millones, lo que habría supuesto un resultado operativo de menos de 100.000 euros.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles