El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 Nuevo revés judicial para Mediapro como consecuencia de la guerra del fútbol y la decisión de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) de limitar a tres años los contratos televisivos. El grupo audiovisual ha sido condenado a pagar 10 millones de euros a la Real Sociedad por “incumplimientos graves y reiterados”, según comunicó ayer a última hora del día el conjunto donostiarra.

El club aseguró en su página web que “el Tribunal Supremo ha considerado que el mencionado operador televisivo, en su relación contractual con la Real Sociedad, incurrió en incumplimientos graves y reiterados, por lo que, según la cláusula penal estipulada, le condena al pago de esa cantidad”. Al ser una sentencia de esta instancia judicial, no cabe recurso, por lo que es definitiva y la compañía que lidera Jaume Roures deberá afrontar el pago.

En su día, el Juzgado de Primera Instancia de San Sebastián condenó a Mediapro al pago de 7 millones de euros por el perjuicio causado a la Real Sociedad, pero la empresa recurrió y la Audiencia Provincial de Gipuzkoa revocó dicha sentencia y anuló ese pago “por considerar que no se había causado perjuicio alguno a la entidad txuri urdin“. “En próximas fechas, el consejo de administración de la Real Sociedad comparecerá en sala de prensa para valorar esta sentencia definitiva”, añadió el club.

No es la única sentencia desfavorable que Mediapro recibe en las últimas semanas, ya que a principios de junio fue condenada por la Audiencia de Navarra a pagar 1,475 millones de euros a CA Osasuna por el mismo motivo. En este caso, aún habría recorrido judicial hasta llegar al Tribunal Supremo. La compañía sí logró poner fin a sus litigios con el Real Mallorca, a cambio de que el club bermellón le cediera sus derechos para la próxima temporada.

Todos estos cruces de demandas tienen su origen en 2010, cuando la CNMC dictó una resolución que cambiaba por completo el actual marco de negociación de los acuerdos entre clubes y operadores, ya que limitaba a tres años los contratos. Entonces, muchos equipos aprovecharon la situación para romper con Mediapro y aceptar las importantes ofertas económicas que recibieron de Distribuidora de Televisión Digital, empresa propietaria de Canal+ y ahora en manos de Telefónica.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles