El diario económico
del negocio del deporte

M.M.A. El CE Sabadell ha perdido su acento japonés. Keisuke Sakamoto, que adquirió el 64,95% del club en 2012 tras aportar 2,5 millones de euros, ha decidido vender prácticamente todas sus acciones por un precio simbólico de 51.035 euros, a razón de un euro por cada una de las acciones de las que se ha desprendido. El empresario, que en los últimos tres años había invertido otros 600.000 euros, ha decidido mantener una participación del 2%.

La identidad del comprador no ha trascendido, más allá de que se trata de un empresario vinculado al sector de la construcción y que a principios de año prestó 1,8 millones de euros al Sabadell para que pudiera hacer frente a los pagos con la Agencia Tributaria y otros acreedores para evitar sanciones de La Liga; el crédito debe amortizarse en tres años, con un interés del 6,5%. El empresario también habría aceptado hacerse cargo de las pérdidas generadas en esta última temporada.

Keisuke Sakamoto Sabadell

Keisuke Sakamoto, a la derecha, mantendrá una participación del 2% a partir de ahora.

Las fuentes consultadas admiten que el nuevo máximo accionista podría acabar optando por capitalizar los créditos y hacerse así con el 100% de la entidad si no acaban saliendo adelante las conversaciones para encontrar más inversores. Y es que en el club admiten que los problemas de tesorería siguen vigentes, especialmente después del descenso drástico que sufrirán los ingresos tras descender de Segunda División a Segunda B.

La capitalización de esos créditos sería un auténtico salvavidas para el conjunto arlequinado, que en la ampliación de capital iniciada en el primer semestre de 2015 sólo logró captar 99.104,4 euros de los 2,4 millones de euros que buscaba. El club cerró el ejercicio anterior con unos fondos propios negativos en 3,12 millones de euros y sólo la contabilización en el activo de la cesión del estadio municipal de la Nova Creu Alta ha permitido reequilibrar su patrimonio.

Esta situación patrimonial se produjo después de cerrar la temporada 2013-2014 con unos ingresos de 4,8 millones y unas pérdidas de 2,42 millones de euros, que se sumaban a unos números rojos de 5,3 millones de ejercicios anteriores, según la información hecha pública por la propia junta directiva. La deuda, tanto con entidades financieras como otros acreedores, ronda los 5,8 millones.

Una masa social poco movilizada
Uno de los principales problemas del CE Sabadell es su debilitada masa social, un problema que se ha acentuado en los últimos años por la crisis económica y porque su cercanía a la ciudad de Barcelona hace que muchos ciudadanos del municipio se sientan simplemente identificados con el Barça.

De cara a la próxima temporada, la dirección quiere resolver esta situación y ha presentado una campaña de captación de socios para al menos seguir por encima de los 3.000 abonados. La información remitida a La Liga para el ejercicio ahora finalizado apuntaba a una masa social de 3.700 personas aproximadamente, que apenas permite cubrir un tercio del estadio.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles