El diario económico
del negocio del deporte

Marc Menchén El 17 de mayo, el FC Barcelona se convirtió en campeón de Liga tras derrotar 0-1 al Atlético de Madrid en el Vicente Calderón. Tres días antes, el 14 de mayo, y en un movimiento nada habitual con los grandes patrocinadores del club, Telefónica abonó 40 millones de euros al club “correspondiente a las tres primeras temporadas” del acuerdo comercial que se firmó el 16 de febrero de 2015, y que incluía la cesión de los derechos audiovisuales.

Este pago supuso una importante entrada de tesorería en las arcas de la entidad blaugrana, que por esas fechas empezaba a asumir el importante desembolso que debería hacer en el pago de primas a los futbolistas. La transacción, que está registrada en la memoria económica que la junta gestora hizo pública en la noche de ayer, ha permitido al club cerrar el ejercicio con más tranquilidad en uno de los periodos del año en el que mayores tensiones de tesorería acostumbra a haber. “Es como un adelanto del banco”, explican fuentes internas de la entidad.

Ese mismo informe económico revela un fortísimo incremento del gasto salarial, con el pago de primas por valor de 89,1 millones de euros como consecuencia del triplete. Esta situación ha afectado al ritmo de reducción del endeudamiento que había impuesto el ya ex vicepresidente económico, Javier Faus. De hecho, en la temporada del récord de ingresos,con 608 millones de euros, la deuda neta se disparó y el beneficio neto se redujo a más de la mitad, con 15 millones. También retrocedieron el ebitda y el resultado de explotación.

Telefónica Barça

José María Álvarez Pallete, consejero delegado de Telefónica, rodeado por jugadores del Barça el día que se presentó el acuerdo.

A nivel contable, este pago de Telefónica no tiene ningún impacto adicional, ya que en la cuenta de resultados sólo se han contabilizado los 13,4 millones que corresponden a la temporada 2014-2015. Ahora bien, a efectos de flujo de caja, esto sí que tendrá un impacto negativo para la próxima junta directiva, vuelva a estar presidida por Josep Maria Bartomeu o por cualquiera de sus rivales: Joan Laporta, Agustí Benedito y Toni Freixa.

Durante las temporadas 2015-2016 y la 2016-2017, el club contabilizará unos ingresos de 13,3 millones correspondientes al patrocinio firmado con el grupo de telecomunicaciones para América Latina. Sin embargo, no habrá una entrada real de ese dinero en caja, lo que obligará a controlar la tesorería para evitar problemas de tensión.

Otras personas involucradas en la operación indican que Telefónica decidió hacer este primer pago inicial para demostrar su deseo de firmar con el Barça, que en principio lo tenía todo apalabrado con Mediapro para vender sus derechos audiovisuales para la temporada 2015-2016 por 140 millones de euros. De hecho, la multinacional presidida por César Alierta ha pagado de una tacada el dinero correspondiente a los tres ejercicios en los que trabajará seguro con el club. “Dicho contrato podrá ser rescindido al final de la temporada 2016-2017 a discreción de Telefónica”, confirman las cuentas anuales.

 

Más de 15 millones para gestionar Barça TV

El grupo de telecomunicaciones, que finalmente se ha adjudicado por 600 millones de euros las retransmisiones de La Liga en modalidad de pago, no sólo adquirió los derechos de televisión del club. También firmó un contrato por valor de 15,6 millones de euros por el que asumía “la gestión, producción y explotación del canal Barça TV“, según recogen las cuentas anuales.

El contrato suscrito el 16 de febrero de 2015 contemplaba que Telefónica se subrogara la gestión del canal corporativo, que desde 2011 había asumido Mediapro, también en el marco de la cesión de los derechos audiovisuales. Una de las primeras medidas de la compañía ha sido adaptar a la alta definición (HD, por sus siglas en inglés) las retransmisiones a través de cualquier plataforma digital, como Movistar+.

Además, ha contratado a la consultora IMG para que se encargue de la distribución internacional de Barça TV hasta el final de la campaña 2017-2018. La señal internacional del dial consta de dos bloques semanales de tres horas, en los que se incluyen partidos en diferido y programación adicional. Antes esta tarea estaba internalizada en Mediapro, que sí dispone de un equipo especializado en la venta de derechos audiovisuales.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles