El diario económico
del negocio del deporte

M.M.A. El Elche CF tiene poco margen para lograr la permanencia en Primera División antes del 31 de julio. Si llega una sentencia favorable o una nueva suspensión cautelar, podría hacerlo demasiado tarde. El club recurrirá a la vía mercantil, pero el precedente del año pasado con el Real Murcia no invita al optimismo y el consejo de administración presidido por Juan Anguix ya trabaja en evitar el descenso a Segunda División B por impagos a los jugadores y confeccionar una plantilla low cost para competir la próxima temporada en la Liga Adelante.

El empresario valenciano ha avanzado hoy que llevan días negociando con la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) “para que no haya ninguna duda la semana que viene sobre si estamos en Segunda o en Segunda B”. La entidad debe en torno a siete millones de euros a sus futbolistas, la mayoría correspondiente a la prima de permanencia en Primera que prometió el expresidente José Sepulcre en la 2013-2014. Ahora bien, el club no dispone de ese dinero y deberá buscar un pacto de última hora.

“Lógicamente, lo que queremos es negociar formas de pago y aplazar lo máximo posible”, ha admitido Anguix. “Aquí se acabó el pretender ser un club rico, tenemos que tener mucha austeridad y controlar cada gasto”, ha advertido, tras recordar que las sanciones de La Liga limitarán al Elche CF a un máximo de 18 fichas de jugadores en el primer equipo y que sólo podrá pagar el salario mínimo que fija el convenio de los futbolistas: 64.500 euros en la Liga Adelante, siete veces el salario mínimo interprofesional. A este contratiempo se le suma que muchos jugadores tienen estipulado en sus contratos que quedarían libres si se perdiera la categoría.

 

Anguix, que ya ha aportado 1,5 millones de su bolsillo desde que accedió a la presidencia, ha querido ilustrar la complejidad de esta situación con un ejemplo: “la mayoría de jugadores que siguen con contrato en el Ilicitano [filial del Elche] pueden cobrar más o cobrarán más que gente que venga al primer equipo”, ha asegurado. “Pasamos del despilfarro del pasado a la austeridad del presente y del futuro”, ha dicho en referencia a la gestión de Sepulcre, a quien La Liga quiso inhabilitar por ocultar la realidad económica del club durante meses.

Uno de los problemas derivados de esta situación ha sido el fracaso de la captación de abonados para la próxima campaña, que se ha cifrado en 1.500 aficionados cuando hace un año estaba en 15.000 personas por estas fechas. No es sólo que caiga la recaudación por este concepto, sino que se pone en entredicho la fórmula escogida para captar siete millones de euros en la primera fase de la ampliación de capital. En este sentido, Anguix ha recordado que su compromiso y el de su consejo es aportar 2,5 millones en este tramo y la misma cuantía en el segundo tramo, donde se buscarán otros siete millones. Aquí han encontrado la complicidad de algunas empresas locales, como Pikolinos y Gioseppo.

Este dinero es necesario para restablecer el equilibrio patrimonial del club, afectado por las pérdidas acumuladas durante el mandato de Sepulcre, pero también para dotar de liquidez al club y ponerse al corriente de pago con algunos acreedores. En este sentido, cabe recordar que el Elche CF presentó concurso de acreedores hace unas semanas con un pasivo de 40 millones de euros.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles