El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 El Sporting de Gijón debe abonar 7,7 millones de euros a la Agencia Tributaria antes del viernes. Es una condición indispensable para que reciba un certificado positivo de la Administración, indispensable para poder jugar esta temporada en Primera División, y todo apunta a que conseguirá saldar esa deuda gracias a un préstamo puente.

Se trata de una deuda vencida que se eliminará con un crédito que estaría negociando directamente el vicepresidente e hijo del máximo accionista, Javier Fernández, según Efe. Todo apunta a que, igual que hizo el Getafe CF, el conjunto asturiano ofrecerá como garantía los ingresos por los derechos de televisión, que serán mucho más importantes de lo previsto hace unas semanas gracias al adelanto de la venta centralizada al ejercicio 2015-2016.

Los reiterados incumplimientos en los pagos ya provocaron una sanción de La Liga la pasada temporada, por la que el Sporting no pudo fichar y aún así logró el ascenso a Primera División. Para este año, se le han impuesto duras restricciones a la hora de fichar, con un máximo de tres incorporaciones y restricciones en el importe económico de esas operaciones.

El club aprobó realizar una ampliación de capital por 3,5 millones de euros en el plazo de un año, aunque la misma aún no se ha puesto en marcha. La propuesta llegaba del colectivo Tu Fe Nunca Decaiga, que quiere dejar el club en manos de los socios y el resto de aficionados.

A principios de año, la entidad ya logró evitar la causa de disolución con una maniobra cuanto menos dudosa. El club estaba forzado al cese de su actividad al tener un patrimonio negativo de 13 millones de euros, pero ha logrado situarlo en 3,5 millones positivos gracias a la actualización del valor de algunos activos. Entre ellos, el valor de los futbolistas que forman parte de la cantera, una práctica que los auditores acostumbran a identificar como salvedad en las cuentas de los clubes que realizan esta práctica, como el RCD Espanyol.

Según la normativa actual, en el balance sólo puede contabilizarse a los jugadores por el precio de adquisición y no según una estimación en base a una hipotética venta futura. También han dado valor a su plaza en La Liga, algo que en principio habría aceptado la propia patronal de clubes.

El Sporting ha logrado obtener beneficios en las últimas dos temporadas, aunque insuficientes como para poder hacer frente al pasivo que acumula. Su deuda se sitúa en los 30 millones de euros, la mitad de la cual es a corto plazo. Entre los acreedores, en principio, ya no figuran los futbolistas, a los que debía algo más de medio millón de euros.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles