El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 CaixaBank seguirá un año más con una participada atípica dentro de su cartera de inversiones. Ante el riesgo de que el Baloncesto Sevilla se viera abocado a perder su puesto en la ACB después de haber invertido más de doce millones de euros, la entidad financiera ha decidido tomar nuevamente el control del club. Ayer ejerció la opción de compra sobre las acciones y próximamente suscribirá acciones por 1,05 millones de euros en la ampliación de capital puesta en marcha el 20 de julio.

Se trata de una inyección de recursos necesaria que debe hacerse antes del 20 de agosto, después de que en el último año se hayan ejecutado varias reducciones de capital para compensar pérdidas del pasado. Tras la última operación de este tipo, el capital social quedó limitado a sólo 345.231 euros, cuando el capital mínimo que exigen el Consejo Superior de Deportes (CSD) y la ACB para jugar en la élite del baloncesto español son 1,59 millones de euros, como publicó Palco23.

Baloncesto Sevilla

El Baloncesto Sevilla necesita el dinero para tener el capital mínimo exigido por la ACB.

CaixaBank habría preferido que este dinero fuera aportado por inversores ajenos al banco, con el compromiso de que mantendría su acuerdo de patrocinio. Sin embargo, las negociaciones iniciadas con hasta ocho grupos no fructificaron y el fondo estadounidense Jefferson Capital Funding, al que vendió el Baloncesto Sevilla por un euro en 2014, tampoco ha dado muestras de querer invertir más dinero. El traspaso de las acciones se comunicó ayer al CSD, que debe dar el visto bueno para que posteriormente pueda cerrarse la ampliación de capital.

Ante esta situación, la entidad presidida por Isidro Fainé habría decidido recuperar el control del equipo de forma temporal. Fuentes oficiales del banco explican que su intención es limitar su presencia en el accionariado a sólo una temporada adicional, a la espera de la entrada de un nuevo propietario. “El compromiso institucional, empresarial y social manifestado durante las últimas semanas debe ayudar a concretar, durante los próximos meses, una oferta inversora en el club con un proyecto profesional que asegure a largo plazo el futuro del baloncesto en Sevilla”, indican.

El esquema inicial con el que trabajaba CaixaBank pasaba por aportar dos millones de euros en concepto de patrocinio, cifra que se complementaría con otros dos millones de los futuros accionistas. Como ya adelantó Palco23 el pasado 1 de julio, la entidad ha invertido un total de 12,5 millones de euros para sanear el Baloncesto Sevilla a nivel económico y estabilizarlo en la élite del baloncesto español. En 2012, al asumir el control del club tras la compra de Cajasol, firmaron un contrato de patrocinio por tres temporadas y una importante cuantía económica, pese a que renunciaron a algunos de los activos publicitarios que le correspondían para que pudieran ofrecerse a otras marcas, como el patrocinio de la camiseta.

Estas previsiones de inversión podrían modificarse ante el nuevo escenario, con CaixaBank como propietario y la inversión del citado millón de euros. Eso sí, la entidad “se compromete a continuar apoyando al club en las próximas temporadas si se encuentra un nuevo propietario que garantice un proyecto a largo plazo para el baloncesto en Sevilla”.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles