El diario económico
del negocio del deporte

M.M.A. El FC Barcelona ha decidido dar un vuelco al área jurídica, ante la multitud de procesos que le afectan y el escaso éxito que ha obtenido en muchos de ellos. El club ha decidido relevar a Laura Anguera como directora de este departamento y, en su lugar, se ha optado por Román Gómez Ponti, experto en derecho deportivo y expresidente del Tribunal Català de l’Esport (Tribunal Catalán del Deporte). Por ahora se desconoce si la abogada, que llegó en 2010 tras la elección de Sandro Rosell como presidente, seguirá en las oficinas del Camp Nou.

Roman Gomez Ponti

Román Gomez Ponti, nuevo director de servicios jurídicos.

Gómez Pontí ya trabajaba para el Barça en los últimos años como miembro de las comisiones legales y de baloncesto, también desde 2010. Su nombramiento se produjo después de que abandonara el Tribunal Català de l’Esport i de que volviera al sector privado como abogado; en paralelo, según su currículum, es profesor de Derecho Administrativo en la Universitat de Barcelona y consejero delegado de la Editorial Sombra.

El abogado se encargará de “la coordinación de esta materia a nivel interno”, mientras que el despacho González Franco ha sido contratado “para dirigir los procesos judiciales que afectan a la institución”. El bufete, fundado por José Ángel González Franco, ya se ha encargado en estos meses de dirigir la defensa particular del presidente Josep Maria Bartomeu, imputado por haber cometido presuntamente delito fiscal en el fichaje de Neymar.

El Barça explica que la firma también “supervisará y desarrollará los procesos de control interno y será la que designe un compliance officer en el club”. Se trata de una figura de nueva creación después de que se produjera la modificación de la Ley Orgánica del Código Penal que introdujo aspectos de Derecho Penal Económico y de la Empresa como la responsabilidad penal de las personas jurídicas. Ello implica que las penas también se pueden imponer a la empresa si sus administradores no han aplicado los controles necesarios para evitar que un empleado cometa un delito.

En esencia, Gónzalez Franco se encargará de establecer protocolos de actuación que permitan supervisar cualquier actuación de trabajadores del club para evitar que puedan producirse demandas contra el Barça. Asimismo, se encargará de supervisar la afectación de cualquier cambio normativo o estatutario, así como proponer modificaciones para adaptarse a un entorno cambiante. A esta figura, que designará el citado despacho, también se le exigirá la supervisión de todo tipo de documentos.

La apuesta por este despacho se produce después de que en 2014 la junta directiva se gastara 900.000 euros en contratar los servicios de distintos bufetesPintó Ruiz&Del Valle fue el escogido para tratar, sin éxito, de rebajar la sanción impuesta por la Fifa tras el incumplimiento de la normativa en materia de traspasos de menores; Cuatrecasas, Gonçalves & Pereira y Cristóbal Martell fueron nombrados para la gestión del caso Neymar, en el que no se logró evitar la imputación del club pero que al menos ha logrado trasladarse de la Audiencia Nacional a los Juzgados de Barcelona; a su vez, éste último despacho barcelonés también dirigió la demanda contra la junta de Joan Laporta en el marco de la acción de responsabilidad, mientras que Baker & McKenzie logró con éxito dejar en nada la demanda de MCM por la publicidad en la fachada de La Masia.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles