El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 Tímida respuesta de los actuales accionistas del Deportivo de la Coruña a la ampliación de capital que se aprobó en la junta del 25 de noviembre de 2014. En la primera fase de esta operación, desarrollada entre el 1 de enero y el 31 de mayo, el club gallego ha colocado un total de 6.031 acciones entre 105 socios, lo que representa una suma de 362.463,1 euros. Cada título tiene un valor nominal de 60,1 euros y en este periodo los actuales accionistas sólo podían adquirir tantos títulos como los que ya poseían. Es decir, si se tenían cincuenta acciones, se podían comprar otros cincuenta.

Este importe apenas supone un 4,6% de los 7,81 millones que como máximo quiere obtener el Dépor con esta ampliación y que supondría duplicar el valor del capital social, tal y como se comprometió con la Agencia Tributaria en el marco del convenio para levantar el concurso de acreedores.

Inscritos estos nuevos recursos en el Registro Mercantil, el club está inmerso desde el 1 de junio en el segundo tramo de esta operación. Esta fase culminará el 31 de octubre y “está reservada exclusivamente para los actuales accionistas que deseen incrementar su participación”. Eso sí, ahora el único límite será no poder comprar más de 1.500 nuevas acciones, con una inversión máxima de 90.150 euros.

De esta manera, el consejo de administración presidido por Tino Fernández se asegura “dar continuidad a la actual composición y estructura del capital social del Real Club Deportivo de La Coruña, en virtud de la cual ningún accionista o grupo de accionistas ejercen el control de la Sociedad sino que la propiedad se reparte entre sus más 23.300 accionistas actuales y los que se sumen en próximas fases de la ampliación”, argumentan en un comunicado.

A partir del 31 de octubre, a la ampliación de capital ya no podrán acudir los actuales accionistas del club, que sólo tendrán una última opción de repesca a partir de 1 de septiembre de 2016. En esta tercera fase, que se extenderá hasta el 31 de marzo de 2016, “sólo podrán participar los actuales socios del RC Deportivo que no sean accionistas y que en esta fase, adquiriendo de 1 a 1.500 acciones pasarán de ser solo abonados del Club a propietarios”.

Si algún accionista actual no ejerce su derecho de compra de acciones antes del 31 de octubre, deberá esperar a la quinta y última fase (del 1 de septiembre de 2016 al 31 de enero de 2017) para suscribir nuevos títulos. Y es que, entremedio, se ha fijado un cuarto tramo del 1 de abril de 2016 al 31 de agosto de ese mismo año para  que patrocinadores, empresas colaboradoras y proveedores del club también puedan adquirir paquetes accionariales de igualmente un máximo de 1.500 títulos.

Esta operación es fruto de los acuerdos por los que el año pasado logró abandonar la tutela judicial tras pactar una quita del 33%, que rebajó el pasivo de 163 millones a 97,7 millones de euros. El principal acreedor es el Estado, a través de la Agencia Tributaria y la Seguridad Social. Para la temporada 2014-2015, el club presupuestó unos ingresos de 30 millones, con una previsión de beneficio neto de 6,25 millones de euros. En la campaña 2013-2014, aún en Segunda, los ingresos fueron de 9,8 millones y el resultado neto de 24,5 millones, fruto el impacto contable de las quitas.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles