El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 Los dos principales clubes de España han conseguido en las dos últimas temporadas que la banca les aplace la devolución de parte de su deuda. Mientras que el FC Barcelona logró una moratoria de un año para amortizar 52 millones ante la necesidad de fichar a Luis Suárez, el Real Madrid ha refinanciado un total de 82 millones de euros con las entidades financieras después de varios veranos de importantes desembolsos en el mercado estival, con incorporaciones como Bale o James.

El club presidido por Florentino Pérez debía devolver en la temporada 2015-2016 un total de 54,16 millones a la banca, por los 14,17 millones que se habían acordado amortizar en las campañas 2016-2017 y 2017-2018, respectivamente, según consta en los estados financieros intermedios que ya adelantó Palco23. Sin embargo, en la memoria oficial con la liquidación del presupuesto, la entidad explica que han refinanciado estos compromisos, de manera que la primera amortización se producirá en la 2018-2019.

En virtud del nuevo pacto con la banca, entre la que estaría Bankia y Santander, el Real Madrid deberá afrontar un primer pago de 42 millones esa temporada, por los 40 millones adicionales que tendrán que saldar en la 2020-2021. Ello será posible gracias a que el club ha logrado dos nuevos préstamos con los que cancelar la deuda existente y que son los que han permitido fijar el nuevo calendario de amortización, según consta en el informe económico que se presentará oficialmente el sábado.

Esta refinanciación no se debe a problemas de liquidez del club, sino que se explican por la inversión extraordinaria de 29,5 millones de euros que se ha hecho en la última temporada para recomprar a Bankia y Mediapro su participación en la sociedad que durante la última década había gestionado los principales contratos comerciales del club.

La deuda bruta madridista se sitúa en 284 millones a 30 de junio de 2015, ya que a los 82 millones de la banca hay que añadir otros 202 millones en compromisos pendientes de pago por la inversión en instalaciones y la adquisición de los derechos de futbolistas. Como acostumbra a suceder con todos los clubes, todas estas deudas, al menos la bancaria, acostumbra a asegurarse con la pignoración de los ingresos por cuotas de socios, derechos de televisión y patrocinios.

Estas decisiones del equipo directivo, encabezado por el director general, José Ángel Sánchez, se someterán a votación en una asamblea donde también deberá aprobarse la liquidación de las cuentas de la última temporada, que arrojan una facturación récord en la industria del deporte, con 660 millones de euros, un 9,4% más. El beneficio neto alcanzó los 42 millones (+9,1%), lo que no habría sido posible de no ser por las las plusvalías por la venta de jugadores como Di María y Morata, que en total generaron cerca de 84 millones de euros.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles