El diario económico
del negocio del deporte

M.M.A. Uno de los grandes éxitos de la última temporada en el Real Madrid no lo consiguió el equipo de fútbol, sino el de baloncesto. Veinte años después y tras dos finales perdidas, el equipo que entrena Pablo Laso logró hacerse con la Euroliga y ello se tradujo en unas pérdidas operativas récord para la sección: 27,93 millones de euros, un 40,63% más que en la campaña anterior.

Este fuerte incremento de los números rojos, que se acaba absorbiendo gracias a los fuertes beneficios del equipo de fútbol, está provocado por el pago de las primas a los jugadores. En la temporada 2014-2015 no sólo se alzaron con la máxima competición continental, sino que también ganaron la liga ACB, la Copa del Rey y la Supercopa de España. En premios, eso supuso un total de 8,09 millones, elevando el gasto total de personal de baloncesto hasta los 30,02 millones. Un año antes, sólo se repartieron 1,24 millones por objetivos y el gasto en salarios se quedó en 20 millones.

 

La importante inversión del club en nuevos fichajes y el esfuerzo por retener a Sergi Llull no permitirán una gran reducción de los costes de personal en el presupuesto para la temporada que arrancará en octubre, y para la que se estiman unos 22,68 millones para nóminas. A esta cifra hay que sumar los seis millones que se destinarán a financiar la operativa de la sección, lo que supone un ligero recorte respecto a los 6,3 millones del último año y un millón más en comparación con la campaña 2013-2014.

En cuanto a los ingresos asociados a la sección, el Real Madrid prevé una caída del 15,4% en la recaudación por abonados y venta de entradas para la 2015-2016, hasta situarse en 3,14 millones. Además, se duplicarán los ingresos por amistosos y competiciones internacionales, hasta los 100.000 euros, y por derechos de televisión se pasará de 1,09 millones a 1,23 millones de euros. Por último, y es probable que gracias a los premios de Teka por los éxitos deportivos, el área de marketing se disparará un 47,4% hasta los 5,6 millones.

Real Madrid Euroliga

El Real Madrid ganó la Euroliga tras dos finales pérdidas anteriormente. /Euroleague

Y, aún así, el resultado de explotación será negativo en 21,5 millones de euros, una cifra incluso superior a los 19,86 millones de la campaña 2013-2014, cuando el club blanco ganó Copa del Rey y Supercopa. En definitiva, se trata de un balance negativo estructural, que se ha mantenido en los últimos años con cifras similares y que se debe a la dificultad para rebasar los diez millones de euros en ingresos y ser capaces de crear un equipo competitivo sin gastar menos de 20 millones en sueldos.

Los números rojos del Real Madrid de baloncesto no son un caso único en la ACB, ya que el problema de la sección del FC Barcelona es mucho mayor: 24 millones de pérdidas operativas previstas para este año. En el caso del club blaugrana, su situación se ve agravada por la ausencia de un patrocinador para la camiseta y la menor recaudación en taquilla por las diferencias de aforo entre el Palau Blaugrana y el Barclaycard Center.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Mateu Alemany

Director general del Valencia CF

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Todos los perfiles