El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 El rechazo de la oferta de compra del Levante UD por parte de Robert Sarver será probablemente una ocasión perdida para dar un verdadero impulso al club, o al menos eso es lo que defienden en el Sindicato de Accionistas Minoritarios (SAM) del club. Por ello, esta asociación ha confirmado sus amenazas y hoy ha presentado ante el Protectorado de Fundaciones de la Generalitat Valenciana un escrito de impugnación de la votación de la Fundación Cent Anys del pasado 28 de julio.

En ella se rechazó la propuesta del empresario estadounidense, dueño a su vez de los Phoenix Suns de la NBA. Éste proponía invertir 56 millones de euros, a cambio de tomar inicialmente el 70% de las accionesEn su opinión, se han cometido varia infracciones de la ley de fundaciones de la Comunidad Valenciana, lo que invalidaría aquella votación y exigiría su repetición, siempre y cuando la oferta de Sarver siga en pie.

En opinión de los pequeños accionistas, se ha infringido el artículo 13 de la Ley de Fundaciones, aplicable al conflicto de intereses de los patronos, un criterio que, según el SAM, “está avalado por dos sentencias del Tribunal Supremo en el mismo sentido”. También consideran que se incumplió el artículo 16 de la misma ley, que exige “la obligación de asistencia de los patronos a las reuniones de la Fundación y velar por la legalidad de los acuerdos que se tomen”, según el comunicado.

En este sentido, recuerdan que cuatro patronos representantes de las administraciones públicas se ausentaron de la reunión “y el voto delegado y negativo (por anticipado y desconociendo la materia votada, de otro de ellos) predeterminó parcialmente el resultado de la votación”, denuncia el SAM.

Ante esta situación, los minoritarios han pedido también una renovación de los procedimientos que rigen la Fundación Cent Anys. Su propuesta consistiría en reducir de 33 a un máximo de 12 el número de patronos de la entidad, al tiempo que se debería eliminar “los conflictos de interés y la doble militancia”, así como dejar fuera a la Generalitat, el Ayuntamiento de Valencia y cualquier otra Administración.

Estas reivindicaciones de cambios se han saldado con la dimisión irrevocable del presidente de la Fundación del Levante, José Manuel Fuertes, que continuará en el cargo hasta diciembre para iniciar la renovación del organismo y adoptar algunas de las peticiones de los minoritarios.

“Se me ha pedido que continúe para encabezar el proceso de modernización o de adaptación de la Fundación, como levantinista no me he podido echarme atrás. Suponía abandonar el barco en medio de la travesía y no va conmigo dejar las cosas a medio hacer”, explicó ayer. “Se les ha pedido a los patronos que aporten las ideas que ellos tengan y se ha invitado al presidente de las peñas para que forme parte y se ha decidido abrir las puertas al SAM para que todas las ideas que en este punto están desarrollando lo hagan desde dentro y desde la unión”, añadió.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles