El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 El Club Atlético Osasuna cuenta con un apoyo imprescindible para evitar su desaparición. El Gobierno de Navarra ha presentado hoy un borrador del acuerdo entre el club y Hacienda que regulará dos expedientes de aplazamiento de la deuda del conjunto navarro

Uno de los dos expedientes tiene un importe de 9.774.946 euros, que es la diferencia entre la deuda tributaria y la tasación de los bienes, como el estadio El Sadar, y el otro tiene un valor de 10.875.140 euros, que es el saldo pendiente de pago de las obligaciones del club con terceros.

En ambos casos, el plazo será de treinta años a contar desde el 1 de enero de 2015, con una moratoria de tres años sin intereses. Pero en caso de que el Osasuna ascienda a Primera División, esa moratoria quedaría sin efecto. El borrador también detalla que si el aplazamiento vence y queda deuda sin pagar, el club deberá contraer el importe total con intereses de demora por vía de apremio.

Además, El Gobierno Navarra ha exigido al club en un máximo de noventa días una auditoria externa del club del periodo 2005-2014, donde se deben detallar propuestas de actuaciones para garantizar que las irregularidades detectadas en Osasuna no vuelvan a producirse en el futuro.

El club navaro también deberá entregar un plan de viabilidad que contemple un proyecto empresarial, plan operativo de recursos humanos y técnicos, plan de marketing, análisis de rentabilidad financiera, económica y patrimonial, inversiones y su financiación, y situación fiscal.

A favor de esta medida se han declarado la parlamentaria socialista Ainhoa Unzu, que ha destacado su acción para salvar al club ya que sino, “ni existiría Osasuna ni el Gobierno de Navarra habría cobrado ni un euro”. También Juan Luis Sánchez de Muniáin, de UPN, ha defendido la ley foral de 2014 para impedir la desaparición del club y garantizar el cobro de la deuda. Por su parte, la parlamentaria del PP Ana Beltrán ha resaltado que dicha ley se aprobó para “cobrar la deuda de todos los navarros y por el mantenimiento del club”.

 

Las críticas

Esta medida adoptada por el gobierno navarro de UPN antes de las elecciones autonómicas ha generado mucha polémica ya que los nuevos mandatarios de la Comunidad Foral, Geroa Bai, Eh Bildu e Izquierda-Ezquerra, se muestran en contra de la decisión para salvar al club.

Desde el principal partido del actual gobierno, Jokin Castiella, de Geroa Bai, ha comentado que esa ley tenía “vacíos, dudas e incógnitas” que era necesario corregir, y ha considerado que Osasuna “a todas luces ha recibido un trato de favor por parte de la Hacienda foral en los últimos años”.

Por su parte, el portavoz de Eh Bildu, Maiorga Ramírez, ha afirmado que el PSN y UPN han defendido una gestión de Hacienda “durante diez años con permanentes incumplimientos”, que generaron una deuda de 54 millones de euros en Osasuna.

Marisa de Simón, de I-E, también ha denunciado que el “trato de privilegio” hacia Osasuna “es escandaloso” y ha declarado que el Gobierno foral “ha actuado de banco malo”, quedándose con el patrimonio del club como dación en pago en una “operación ruinosa para Navarra y para las arcas públicas”.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles