El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 La Justicia avala la refinanciación de la deuda tributaria de CA Osasuna. El Juzgado de Instrucción número 5 de Pamplona ha archivado la denuncia de la asociación Kontuz por una supuesta actuación irregular del Gobierno de Navarra en los acuerdos para evitar la desaparición del club con una fórmula similar a la dación en pago.

En el auto, que es firme, la magistrada asegura que las actuaciones llevadas a cabo por el Ejecutivo “están amparadas por la legislación aplicable y cumplen los requisitos legalmente establecidos”. Para esclarecer los hechos denunciados, que versaban sobre un posible delito de omisión del deber de perseguir delitos, la juez solicitó un informe a la Hacienda Foral sobre el régimen de pagos establecido y los aplazamientos concedidos al equipo de Segunda División.

En ese documento, la institución recuerda que determinadas entidades pueden solicitar aplazamientos especiales de su deuda en base a la Ley Foral 3/2000 de 22 de junio de salvamento y reestructuración de empresas en crisis. Sólo entre 2008 y 2013, a Osasuna se le concedieron seis aplazamientos o fraccionamientos.

La magistrada concluye que está justificada la concesión del aplazamiento aunque la garantía no sea suficiente, visto el informe del director del Servicio de Recaudación de la Hacienda Tributaria de Navarra y dada la situación de la entidad como mejor solución para el cobro de la deuda.

El fallo llega dos semanas después de que el Gobierno de Navarra presentara el borrador del acuerdo entre el club y Hacienda que regulará dos expedientes de aplazamiento de la deuda del conjunto navarro. Uno de los dos expedientes tiene un importe de 9.774.946 euros, que es la diferencia entre la deuda tributaria y la tasación de los bienes, como el estadio El Sadar, y el otro tiene un valor de 10.875.140 euros, que es el saldo pendiente de pago de las obligaciones del club con terceros.

En ambos casos, el plazo será de treinta años a contar desde el 1 de enero de 2015, con una moratoria de tres años sin intereses. Pero en caso de que el Osasuna ascienda a Primera División, esa moratoria quedaría sin efecto. El borrador también detalla que si el aplazamiento vence y queda deuda sin pagar, el club deberá contraer el importe total con intereses de demora por vía de apremio.

Además, El Gobierno Navarra ha exigido al club en un máximo de noventa días una auditoria externa del club del periodo 2005-2014, donde se deben detallar propuestas de actuaciones para garantizar que las irregularidades detectadas en Osasuna no vuelvan a producirse en el futuro.

El club navaro también deberá entregar un plan de viabilidad que contemple un proyecto empresarial, plan operativo de recursos humanos y técnicos, plan de marketing, análisis de rentabilidad financiera, económica y patrimonial, inversiones y su financiación, y situación fiscal.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles