El diario económico
del negocio del deporte

M.Menchén Una de las buenas noticias de la próxima temporada para el FC Barcelona será el menor impacto negativo de las secciones profesionales en la cuenta de resultados. Los presupuestos para la temporada 2015-2015 revelan que las pérdidas de los equipos profesionales se reducirán un 5,47% respecto al último ejercicio, hasta los 37,85 millones de euros. A ello no sólo ayudará una sustancial mejora de la cifra de negocio, sino también la rebaja de costes salariales en algunos de los equipos.

El gran cambio se produce en la partida de patrocinios, gracias al acuerdo con Lassa Tyres, por el que el fabricante turco de neumáticos dará nombre a las secciones profesionales a cambio de algo más de seis millones anuales. Este hecho provocará que el ámbito polideportivo dispare sus ingresos en un 52%, hasta los 12,37 millones de euros, la cifra más alta de su historia. Además, la marcha de Karabatic al PSG también supone 1,5 millones adicionales en las cuentas del balonmano.

 

En las previsiones para este ejercicio no se contemplan los ingresos por taquilla, aunque la memoria anual entregada hoy a los socios compromisarios revela una mejora del 6% de la facturación del Palau Blaugrana en la campaña 2014-2015, hasta los 1,06 millones de euros. Se trata de la cifra más alta de los últimos cuatro años, pese a que en la última disciplina donde mejoró la asistencia media de los partidos fue en baloncesto.

Según los datos ofrecidos, el equipo entrenado por Xavi Pascual logró congregar a una media de 4.230 personas por partido, frente a las 1.954 del fútbol sala, las 1.545 del balonmano o las 825 del hockey sobre patines. A excepción del baloncesto, todas las secciones deportivas han visto caer la afluencia de espectadores a sus encuentros respecto a la temporada 2013-2014, pero en los casos del fútbol sala y el balonmano al menos están por encima de la 2012-2013.

 

Esta mejora de ingresos permitirá destinar más dinero a salarios sin que ello suponga un mayor déficit. Por ejemplo, el equipo de baloncesto pasará de 18,41 millones a 21,56 millones de euros en gastos asociados a la plantilla, mientras que el fútbol sala elevará esta partida de 3,59 millones a 3,85 millones de euros. En cambio, el balonmano, y tras la salida de Karabatic, entre otros, bajará sus costes salariales de 7,2 millones a 5,9 millones de euros.

En este ámbito existen pocas opciones de desviación presupuestaria, ya que según explican desde el club en los contratos de los jugadores de polideportivo no se acostumbran a incluir primas por títulos individuales. En estos casos, los pagos adicionales se establecen en el caso de que se logre la triple corona: Liga, Copa de Europa y Copa del Rey.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles