El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 Miguel Ángel Ramírez es hoy más propietario de la UD Las Palmas, aunque todavía está lejos de poder actuar libremente sin el apoyo de otros dirigentes. El presidente, que hasta hace unas semanas controlaba aproximadamente el 8,9% del capital, anunció el viernes que había reforzado su posición en el club con la compra de títulos a otros accionistas. Ahora, la participación del empresario rondaría el 30% del capital, por lo que de no haber abonado primas de emisión habría desembolsado en torno a 400.000 euros por las nuevas acciones.

“Ahora soy más dueño del club que antes, porque ahora tengo más acciones porque he comprado más acciones a accionistas que se han querido ir”, indicó el viernes en declaraciones a los medios oficiales de la UD Las Palmas. Ramírez, con negocios en el sector de la seguridad privada, no desveló a qué inversores había adquirido los títulos, aunque el diario local La Provincia apunta a que entre los vendedores estaría el expresidente Manuel García Navarro. El empresario canario se ha deshecho de todas las acciones, ya que mantendrá las necesarias para poder acudir a las juntas de accionistas.

Miguel Ángel Ramírez Las Palmas

Miguel Ángel Ramírez, nuevo máximo accionista de la UD Las Palmas.

De esta manera, García Navarro va desvinculándose poco a poco del club, después de que a finales de 2014 alcanzara un pacto con el propio Ramírez para regularizar la situación mercantil del equipo. El dirigente prestó 4,5 millones de euros al club durante sus mandatos, pero rechazó adherirse al convenio de acreedores. Al final, se acordó la devolución de 2,5 millones en efectivo (3 millones si se lograba el ascenso a Primera División, como ha sucedido) y el resto en especies, con la cesión de palcos VIP y espacios publicitarios en algunas zonas del estadio.

Estos cambios se suceden pocos meses después de que la entidad haya podido dar finalmente carpetazo a los trámites vinculados al concurso de acreedores que presentó en 2006, y que le permitieron firmar un convenio con los acreedores que incluía unas quitas que rebajaron la deuda de 72 millones a sólo 24,5 millones de euros. Esos compromisos se saldaron en un único vencimiento con la solicitud de un préstamo a la CAM, entidad financiera ahora integrada en Bankia, que vence en 2027.

Para el año de su regreso a Primera División, el club trabaja con un presupuesto aproximado de 33 millones de euros, que principalmente se nutre de los derechos de televisión. Sólo por este concepto han previsto 16 millones, a los que se le añaden 7 millones por los abonados, 6 millones por patrocinio y publicidad, y otros 4 millones por la venta de entradas, según explicó Ramírez en agosto a la radio oficial del club.

El incremento de ingresos irá aparejado al de los costes. Por ahora, el club ya sabe que debe pagar 2,5 millones como prima de ascenso y que las fichas de los futbolistas “se duplican o triplican” en Primera. “La Liga nos ha aceptado un límite de gasto de 16 millones de euros, si dividimos entre la plantilla nos sale 500.000 euros brutos por miembro de la plantilla de media”, ha concretado.

Además, existen deudas pendientes por saldar: “Tenemos que pagar un millón de euros a García Navarro, 800.000 euros a Freire y Boluda, otro millón de euros al Deportivo de la Coruña. Otro millón del crédito de la CAM otro millón a Proínco; son casi 4.5 millones de euros de deudas que heredamos y que vamos a pagar. Son muchos gastos que tenemos que afrontar, instalaciones aparcamientos, alquiler del estadio y el césped”.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles