El diario económico
del negocio del deporte

M.M.A. El Atlético de Madrid pasó ayer por el trámite de una junta de accionistas en la que los minoritarios apenas tienen opción de acudir y en la que el consejo de administración dispone de una mayoría absoluta para ejercer. En la sesión de ayer, y con un 97% de los votos a favor, el club aprobó la liquidación de las cuentas de la temporada 2014-2015, que si bien arrojan un beneficio neto récord de 13,1 millones, todo se debe a una ayuda sin contraprestación de Wang Jianlin por 15 millones, como adelantó Palco23.

El magnate chino, además, inyectó 46 millones de euros a cambio de una participación del 20%, a través de una ampliación de capital que también ha permitido evitar que el Atlético de Madrid entre en quiebra técnica tras contabilizar unas pérdidas de 72 millones de euros que se han cargado directamente a reservas tras la sentencia del Tribunal Supremo (TS) contra el plan que debía permitir construir la Ciudad Deportiva en Alcorcón.

 

Pese a esta situación, el consejero delegado y máximo accionista, Miguel Ángel Gil Marín, explicó a los socios que acudieron a la junta que su intención es seguir negociando con el Ayuntamiento para buscar una solución que permita desencallar este proyecto, una inversión que rebasará los 100 millones de euros y que debe permitir al conjunto rojiblanco dar un salto cualitativo en la gestión de su fútbol base. La parcela, de 140 hectáreas, albergará múltiples espacios para la formación, pero también servicios para los aficionados.

En la reunión de ayer, en la que la única voz crítica fue la de la asociación Señales de Humo, también se aprobó un presupuesto en el que por primera vez el club alcanzará unos ingresos superiores a los 200 millones de euros por su actividad recurrente. Si se le añaden las plusvalías por traspasos como el de Arda Turan al FC Barcelona, la facturación del club alcanzará una cifra récord de 241 millones. Y, pese a ello, los altos costes financieros por la abultada deuda se comerán todo el beneficio y las ganancias no alcanzarán ni el millón de euros, como adelantó Palco23.

También se debe a que este año no se registrarán, en principio, ingresos extraordinarios por los procesos judiciales en los que se ve envuelto el club. En la temporada 2014-2015 se contabilizaron 6,8 millones por una sentencia favorable relativa a los derechos de televisión, mientras que en la campaña anterior recibió una indemnización de 16,4 millones de euros que le abonó RTM Desarrollos Urbanísticos después de resolver el contrato de compraventa de terrenos ubicados junto a la futura Ciudad Deportiva de Alcorcón.

Otro de los puntos calientes de la junta fue el estado actual del proceso por el que el Atlético de Madrid debe trasladarse a jugar a La Peineta. Pese a las incertidumbres sembradas en las últimas semanas por el Ayuntamiento, sobre una posible rescisión del acuerdo, Gil Marín aseguró que el plan sigue pasando por instalarse en su nuevo hogar el 30 de junio de 2017. Sobre el proceso judicial que tiene paralizada la Operación Calderón, el primer ejecutivo del club recordó que ese problema es de FCC, la constructora que aceptó asumir las obras a cambio de poder desarrollar viviendas y oficinas en los actuales terrenos del coliseo rojiblanco y la antigua fábrica de Mahou.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles