El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 El fichaje de Neymar por el FC Barcelona sigue acumulando causas judiciales. La Audiencia Nacional ha rechazado los recursos presentados contra la admisión a trámite de la demanda por estafa presentada por el fondo de inversión DIS, de manera que ha avalado la apertura de una nueva investigación contra el club, sus últimos dos presidentes, Sandro Rosell y Josep Maria Bartomeu, y el propio jugador brasileño.

En su demanda, la compañía que ostentaba el 40% de los derechos económicos del futbolista, considera que en el traspaso se cometieron delitos de corrupción entre particulares y estafa. En opinión de DIS, los distintos contratos que se firmaron entre el Barça, el entorno del jugador y el Santos pretendían ocultar con diferentes conceptos lo que en realidad formaba parte del traspaso, como por ejemplo una opción de compra por 7,8 millones de euros sobre tres jugadores que jamás se ejerció.

En los recursos donde pedían que el juez José de la Mata no admitiera a trámite las demandas, los representantes del club y Neymar señalaban que esta querella es muy similar a la causa sobre el supuesto fraude de 13 millones de euros en el fichaje del jugador brasileño, que finalmente juzgará la Audiencia de Barcelona y por el que el que Bartomeu y Rosell se enfrentan a posibles penas de prisión.

La Sala de lo Penal, en cambio, considera que se analizan conductas “diferentes, independientes y no están interrelacionadas”, pese a que sí es cierto que “el ejercicio de ambas acciones criminales se apoya en los mismos documentos suscritos por las partes”. Y es que en la nueva “se investiga la actuación supuestamente delictiva de los querellados en hechos que pudieran perfilarse como enmarcados en los tipos de la estafa por otorgamiento de contratos simulados y de la corrupción entre particulares”, mientras que los juzgados de Barcelona analizan “hechos cometidos por la parte española de los aquí querellados, constitutivos de los presuntos delitos societarios y fiscales”.

Además, el juez aprecia indicios de “posible simulación de varios contratos entre los clubes de fútbol Barcelona y Santos, por medio de los cuales podría estar disfrazándose el pago por la transmisión de los derechos federativos” de Neymar, un criterio que ya sirvió para investigar si se cometió fraude fiscal en el fichaje del delantero.

Todo ello, “fingiendo otros conceptos irreales y con claro perjuicio de la querellante (el fondo DIS), que tenía al tiempo de tales contratos el derecho al 40% de los derechos económicos derivados de los derechos federativos del referido jugador”. “De forma que si el club Santos hubiera percibido del Barcelona una cantidad superior a los 17,1 millones de euros por el traspaso (…) sin conocimiento de la querellante”, ello no sería constitutivo de “un mero incumplimiento civil sino una posible infracción criminal”, abunda la resolución.

Los contratos en los que el Barça habría pagado dinero al Santos por Neymar a través de otros conceptos se refieren a los citados derechos de tanteo por tres jugadores, pero también la disputa de un partido amistoso en Brasil de carácter gratuito que de no disputarse contemplaba el pago de una indemnización de 4,5 millones de euros. El margen para cumplir con este último acuerdo finaliza en el momento en el que la estrella brasileña deje el club catalán.

En total, DIS reclama el cobro del 40% de todo el dinero, ya que sólo vio ese porcentaje de los 17,1 millones que el Barça acordó pagar al Santos. En comparecencias posteriores, el club elevó la cifra final a más de 80 millones, incluyendo los derechos de tanteo sobre otros futbolistas y los pagos por diferentes conceptos a empresas del padre del jugador.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles