El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 De cumplirse, probablemente será la mayor ampliación de capital ejecutada por un club de Segunda División. El RCD Mallorca anunció ayer la convocatoria de junta de accionistas para el próximo 30 de noviembre, en la que el principal punto del orden del día será la decisión de poner, o no, en marcha una ampliación de capital de 20,66 millones de euros.

Se da por hecho que la operación, por la que se multiplicaría por cuatro el capital social, saldrá adelante, pues el presidente Utz Claassen es el máximo accionista y junto a su mujer controla en torno al 98% del capital. El empresario alemán no ha desvelado qué porcentaje de estos 20,66 millones está dispuesto a aportar de su bolsillo, aunque en medios locales se especifica que ya ha iniciado contactos con empresarios locales para apuntalar el proyecto.

Utz Claassen, en el centro, junto al resto de nuevos miembros del consejo.

Utz Claassen, en el centro, junto al resto de nuevos miembros del consejo.

El presupuesto del Mallorca para la última temporada preveía un beneficio antes de impuestos de 840.000 euros, por lo que a priori ese dinero no iría destinado a reequilibrar el patrimonio de la entidad. Éste era negativo en 2,1 millones a junio de 2014, después de que la temporada 2013-2014 se cerrara con unas pérdidas de 5,1 millones de euros, pero esa situación ya se corrigió con la ampliación de capital de junio por la que Claassen se hizo con la mayoría accionarial.

Otra cuestión es si el dinero es necesario para cumplir con los requisitos económicos que impone La Liga para poder competir en el fútbol profesional. El club bermellón ya dispone de uno de los topes salariales más altos de Segunda División, con 6,23 millones de euros, aunque está por ver cómo tienen previsto cuadrar las cuentas de la campaña 2015-2016. Porque, si bien es cierto que la previsión era lograr beneficios en el último ejercicio fiscal, no es menos cierto que todo se debía al traspaso de Marco Asensio al Real Madrid por 4,5 millones. Es decir, que existía un importante desequilibrio entre ingresos y gastos ordinarios que se salvaron con esta operación.

A espera de que se publiquen las condiciones de la operación, está por ver si esos 20,66 millones son una aspiración mínima o si darán por buena cualquier importe que se acabe recaudando. La captación de nuevos recursos serviría para mejorar la plantilla deportiva en el mercado de invierno, según Claassen, aunque es evidente que también ayudaría a reforzar la posición de tesorería de la entidad para afrontar la remodelación del Iberostar Estadi.

Claassen, que asegura haber invertido seis millones de euros para conseguir la propiedad del Mallorca con la compra de las acciones del extécnico Llorenç Serra Ferrer y otros socios, nació en 1963 en Hannover. Licenciando en Económicas y doctorado en Ciencias Políticas, su trayectoria profesional arrancó como consultor en McKinsey, aunque uno de sus cargos más relevantes fue la de director financiero del grupo automovilístico Seat entre 1994 y 1997. Después no ha tenido larga estabilidad en ninguna empresa, aunque en todas las que ha trabajado guardan un patrón común: operaban en el sector de la tecnología o la medicina.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles