El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 Peter Lim ha decidido por ahora no realizar inversiones adicionales a las ya previstas en julio en el Valencia CF. Meriton Holding, la sociedad a través de la que controla el 70,06% del club, ha anunciado hoy que renuncia a sus derechos de suscripción en la segunda ampliación de capital que propondrá en la próxima junta de accionistas, que de cumplirse suponía la inyección de 242,7 millones de euros. El multimillonario singapurense sí mantiene la capitalización de un préstamo de 100 millones.

“Meriton ha comunicado formalmente a la sociedad su renuncia al ejercicio de su derecho de suscripción preferente en relación a este aumento con cargo a aportaciones dinerarias”, ha explicado el club en un comunicado, después de que en la convocatoria de junta de accionistas hecha pública el viernes no aclarara este aspecto. De esta manera, esta segunda ampliación de capital se destinará a que los accionistas minoritarios del Valencia puedan mantener su peso accionarial, para lo que deberán aportar en torno a 15 millones de euros.

En principio, los socios deberían pagar 67,5 euros por cada uno de los títulos que quisiera adquirir, pero en el orden del día ya avanzan que “se prevé expresamente la posibilidad de suscripción incompleta del aumento de capital, de manera que, si éste no fuera suscrito íntegramente, la cuantía del aumento de capital quedará limitada al valor nominal de las acciones efectivamente suscritas y desembolsadas dentro del correspondiente periodo de suscripción, quedando sin efecto en cuanto al resto”.

En otras palabras, dado que Lim no hará efectivo su derecho a suscribir parte de esta ampliación de capital, quien sí acuda en principio no deberá asumir los costes de prima de emisión y sólo deberá abonar el nominal de 24,16 euros por acción. De esta manera, existirían más facilidades para que cada socio pueda aportar nuevos fondos, pero se limitará la cuantía adicional recaudada. Sólo pagando por el nominal, se prevén unos 15 millones de euros, mientras que si pagaran prima de emisión se iría a 42,7 millones.

Esta situación contrasta con la del singapurense, que en la primera ampliación de capital ha cargado buena parte de los fondos como prima de emisión para no diluir aún más al pequeño inversor. De los cien millones, a capital social se destinará 35,79 millones, situándolo en 86,87 millones, y a prima de emisión se cargarán 64,21 millones. De esta manera, se emitirán 1.481.368 nuevas acciones ordinarias que pasarán a manos de Lim y que se corresponden al mismo número de acciones que ya posee. Dicho de otra manera, ahora controlará 2.962.736 de los 3.595.843 títulos que hay en circulación, lo que elevarán su paquete accionarial al 82,39%.

Tras ambas operaciones, es probable que Lim acabe incrementando su peso en el accionariado. Ello se debe a que más allá de él no hay ningún accionista con un paquete que supere el 10%, por lo que difícilmente habrán motivaciones reales de socios que no quieran diluirse. Además, muchos aficionados son titulares de acciones porque en su día colaboraron con la conversión en SAD y no tienen un interés real en tener un papel determinante.

El club considera que con la capitalización de 100 millones que asegura Lim, ya se demuestra su compromiso para asegurar “el fortalecimiento de los fondos propios”. Y es que la situación de la entidad es más favorable de la que se preveía cuando se empezó a trabajar en esta operación para rebajar la deuda y los costes financieros. “La Liga no ha exigido finalmente tal capitalización, por encontrarse el club en situación de pleno cumplimiento de las normas de control presupuestario tras el cierre del mercado de fichajes”.

 

Un club ya rentable, pero con un altísimo endeudamiento

Los ingresos de la temporada 2013-2014 alcanzaron los 91 millones de euros, lejos de los 112 millones de la campaña anterior y que se explica esencialmente por la ausencia del club en competiciones europeas. Pese a ello, logró contenerse el gasto en salarios (de 60,7 millones a 57,5 millones de euros) y se obtuvieron más recursos por el traspaso de jugadores (de 10,9 millones 23,2 millones de euros). El resultado neto sí se contrajo considerablemente, al pasar de 5,1 millones a sólo 121.893 euros.

El resultado de explotación del club está por encima de los diez millones de euros, un margen muy justo para hacer frente a todos los gastos financieros asociados a la deuda porque rondan esa misma cifra. A los préstamos concedidos por el propio Lim para dar liquidez al Valencia CF a finales del año pasado, se le suman el préstamo de 150 millones a devolver en quince años a Bankia para la construcción del nuevo Mestalla; pólizas de 40 millones repartidas entre el mismo banco y CaixaBank, y otros 61 millones en créditos que se reparten entre la entidad madrileña (56 millones) y la catalana (5 millones). A esta cifra se le añaden las deudas con otros clubes y que alcanzaban los 17,1 millones a junio de 2014, así como otros acreedores que en conjunto superan los diez millones

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles