El diario económico
del negocio del deporte

Marc Menchén Real Madrid y FC Barcelona saltarán mañana al terreno de juego en busca de los tres puntos que permitan a los primeros atrapar al eterno rival en la tabla, y al segundo poner tierra de por medio antes de llegar al ecuador de la temporada. Una carrera por los éxitos deportivos que, cada 30 de junio, se traduce en una mayor o menor facturación. Y en este ámbito, el club presidido por Florentino Pérez ha sabido crear un modelo de negocio en el que, pese a los mayores éxitos recientes de su rival, lleva años superándole.

El análisis elaborado por Palco23 a partir de las memorias anuales de ambos clubes revela que el Madrid ha sido en los últimos años capaz de facturar más que su rival, incluso contabilizando los ingresos por traspasos de su eterno rival. Esta situación sólo se rompió la temporada 2014-2015, en la que el Barça obtuvo una cifra de negocio de 555 millones gracias al triplete y se anotó 53 millones en traspasos y atípicos, de manera que por primera vez rebasaba la cota de los 500 millones y los 600 millones.

 

Por unas semanas, la junta de Josep Maria Bartomeu confiaba en que podría convertirse por primera vez en el equipo que más ingresa, pero su rival volvió a sorprender a los expertos con una cifra de negocio superior (578 millones) pese a que sus logros se limitaban a la Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes, que además se vio reforzada por las fuertes plusvalías obtenidas con el traspaso de Ángel Di María al Manchester United para llegar a los 660 millones.

Desde las oficinas del Camp Nou se han lamentado en más de una ocasión de que los diferentes criterios para contabilizar los ingresos que perciben del patrocinador técnico distorsionan esta comparativa. Según el club, el Real Madrid contabiliza todos los ingresos que percibe de Adidas por el negocio comercial y después ajusta cuentas, mientras que el Barça sólo recibe los royalties acordados porque toda esta actividad se traspasó a una sociedad mercantil que gestiona directamente Nike.

Pese a esta queja, lo cierto es que los datos de la última temporada revelan que el Madrid aún goza de una mejor estructura de ingresos de marketing, pese a que algunos de sus contratos en vigor son inferiores. En la última temporada, el Barça logró un hito a nivel de marketing al alcanzar los 225 millones, gracias a la firma con Telefónica y Beko, así como los premios activados con Nike y Qatar Airways por el triplete. Y aún así, ello sólo sirvió para reducir la brecha con su rival, que disparó sus ingresos por esta partida un 22,5% y alcanzó los 259,6 millones, gracias a la gira por EEUU y a los acuerdos con Microsoft e Ipic.

Donde el conjunto blaugrana se impone a su rival es en la explotación comercial de su estadio y la recaudación por socios y venta de entradas. Pese a que el Santiago Bernabéu es una máquina comercial en día de partido gracias a su hospitality, el Camp Nou ha sabido contrarrestar su escasez de espacios exclusivos hasta su reforma con una fuerte apuesta por el tour del museo y la apertura de nuevos locales gastronómicos con un claro enfoque a los turistas. Además, en el último año también afectó el hecho de que el Barça alcanzara las semifinales de Copa del Rey y Champions League, lo que se tradujo en más dinero por taquilla. En total, el Barça obtuvo 167 millones (+13,6%) por esta vía, frente a los 151,3 millones (+8,1%).

En la partida que ambos coinciden y existen pocos visos de cambios sustanciales es en los derechos de televisión, por los que ambos se embolsan cada año 162 millones de euros aproximadamente, entre los 140 millones que reciben por La Liga y los 20 millones que de media acostumbraban a recibir de la Uefa por la Champions League y que este año ya serán superiores.

 

Un punto en común de Barça y Madrid es la dependencia que han generado en los últimos dos ejercicios a la venta de jugadores para mantener la rentabilidad del negocio. El ejercicio 2012-2013 fue el último en el que los dos clubes podrían haber cerrado con beneficios sin contar con las plusvalías obtenidas con los traspasos de futbolistas. En la 2013-2014, en la que el Madrid ganó la Champions League, el equipo habría cerrado en números rojos de no ser por salidas como la de Özil o Higuaín, mientras que Di María salvó el último año. Lo mismo sucede con el Barça, que en las dos últimas campañas ha cuadrado las cuentas con las salidas de Alexis, Cesc y Pedro.

Estas operaciones no sólo tienen un impacto positivo a la hora de leer la cuenta de resultados, sino que en muchos casos también ayudan a reducir el volumen de deuda neta según como la entiende La Liga en su última memoria económica, y que obliga a restar al pasivo las deudas pendientes de cobro con otros clubes. En esta comparativa, el Barça sobresale por haber reducido un 14,5% su endeudamiento, hasta situarlo en 413,2 millones de euros, aunque sigue muy por encima del del Real Madrid, rebajado en un 2,4% respecto a la 2010-2011 y que se sitúa en 365 millones.

El volumen real y problemática es inferior, dado que aquí se encuentran remuneraciones pendientes de pago con jugadores que en ambos casos rondan los 100 millones de euros y que se debe a la fecha de pago acordada con los mismos y a la que, en muchos casos, se hace frente con el pago de los patrocinios que también se realizan durante el verano.

Y en el caso del Real Madrid hay un factor adicional que ayuda a mitigar aún más esta cifra, y es su fuerte posición de tesorería que ha sabido mantener en el tiempo y que más de un club de Primera División ambicionaría. A 30 de junio de 2015, la entidad de Concha Espina tenía efectivo y otros activos líquidos por 108,86 millones, mientras que un año antes éstos ascendían a 173,9 millones. Es una situación mucho mejor que la del Barça, que en los ejercicios señalados disponía de 76,1 millones y 48,6 millones, además de que a principios de año Telefónica le tuvo que adelantar parte del dinero de todo el patrocinio para disponer de liquidez.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles