El diario económico
del negocio del deporte

M.Menchén La indumentaria de los empleados más importantes de Real Madrid y FC Barcelona no acostumbran a llevar corbata a no ser que acudan a una gala. Es más, acostumbran a vestir de corto. Son los futbolistas y sus actuaciones, como la que se espera en El Clásico de este sábado, con una audiencia potencial de 500 millones de personas, las que hacen que los dos clubes ya superen los 600 millones de euros de facturación. Pero ¿quién se encarga desde los despachos en monetizar la repercusión mediática del día a día de ambas instituciones?

El comité ejecutivo más veterano es el del conjunto presidido por Florentino Pérez, ya que la mayoría de sus miembros trabajan en las oficinas del Santiago Bernabéu desde hace más de diez años. En su caso, se trata de un reducido grupo de personas, en el que se integran desde ejecutivos del club hasta miembros de la junta directiva, como su hermano, Enrique Pérez, o el vicepresidente Pedro López Jiménez.

Josep Maria Bartomeu Florentino Pérez Barça Madrid

Josep Maria Bartomeu y Florentino Pérez, en una comida de directivas de la temporada anterior. /FC Barcelona

En este grupo de trabajo destaca José Ángel Sánchez, actualmente el primer ejecutivo del Real Madrid y que se incorporó en el 2000 como director de marketing. En el 2006, con la dimisión de Pérez y la llegada de Ramón Calderón a la presidencia, este licenciado en Filosofía alcanzó la dirección general, puesto que todavía hoy sigue ocupando como hombre de máxima confianza del presidente.

La estabilidad de este puesto en Cocha Espina contrasta con la situación del Barça, donde en este mismo período de tiempo han habido cuatro personas ocupando el cargo: Anna Xicoy se incorporó al cargo en 2004 procedente de la dirección financiera, pero en 2008 fue relevada por Joan Oliver después de que su principal valedor, el entonces vicepresidente económico, Ferran Soriano, dejara la junta directiva. El ex director general de TV3 ocupó el cargo hasta el final del mandato de Laporta, y de haber ganado el expresidente en las elecciones del pasado julio habría regresado.

No fue así y actualmente sigue siendo Nacho Mestre el director general. Procedente de la textil Dogi, se incorporó al Barça en junio de 2014 como gerente, en un primer movimiento de Josep Maria Bartomeu para crear un equipo directivo a su medida tras asumir la presidencia por la dimisión de Sandro Rosell. Tras unos meses de cohabitación con Antoni Rossich, convertido en primer ejecutivo en 2010 tras pasar por Planeta, éste finalmente fue despedido y Mestre ascendió a la dirección general. Él comanda junto a Bartomeu un comité de dirección en el que el presidente es el único miembro de la junta directiva que participa en las reuniones de este grupo de trabajo, que está formado por ejecutivos y que ha sufrido una importante reestructuración este verano.

En el segundo nivel del organigrama también se produce un fuerte contraste entre la antigüedad del equipo de uno y otro equipo. En el Real Madrid, la dirección comercial recae en Begoña Sanz, que trabaja en esta parcela del club blanco desde el 2001. En el Barça, en cambio, el titular de esta cartera es Francesco Calvo, ejecutivo fichado en septiembre de la Juventus de Turín donde también fue el director de este departamento entre 2011 y 2014. El italiano recoge el testigo del francés Laurent Colette, que llegó al club en 2010 con Rosell y que ahora se marcha al AS Roma a impulsar nuevamente la estructura de ingresos por patrocinio de un club poco trabajado.


 

La reestructuración en las oficinas del Camp Nou también afectó a la dirección económica y de recursos, cuyo máximo responsable llegó en 2010 de la mano de Rossich y también desde Planeta. Se trata de Néstor Amela, que finalmente ha retrasado su salida del club para realizar un traspaso ordenado ante la importancia y la complejidad de la gestión de las cuentas de un club de fútbol. Su cargo lo ocupará Pancho Schröder, que desde 2014 era el director financiero de Agora Invest, empresa propietaria del grupo logístico Tradisa, y previamente había ocupado ese mismo cargo durante siete años en Electro-Stocks.

Se da la circunstancia de que en el Real Madrid está posición está dividida en dos. Por un lado, Julio Esquerdeiro es el director económico desde hace más de cinco años, aunque poca información existe sobre él. Lo mismo sucede con Enrique Balboa, al frente del área de recursos. De ambos, lo único que se conoce es que llegaron al club en 2003 procedentes del grupo siderúrgico Aceralia, y en los dos casos fichados por Carlos Martínez de Albornoz, entonces director general corporativo y hoy responsable de auditoría interna. Esta última es una posición que el Barça debe cubrir en las próximas semanas.

Donde sí se han producido cambios relativamente recientes en ambos clubes es en el área patrimonial, de vital importancia por los proyectos de remodelación del Santiago Bernabéu y el Camp Nou, respectivamente, pero también por los planes para ampliar sendas ciudades deportivas. En el caso del Madrid, esta posición la ocupa Francisco Panadero desde principios de 2012 después de ocupar varios cargos en el Ayuntamiento de Madrid bajo el mando del PP. En el caso del Barça, su homólogo es William T. Mannarelli. Este norteamericano llegó en julio de 2014, después de haber colaborado con el club en el diseño del Espai Barça desde su posición como vicepresidente de la consultora ICON Venue Group.

Otro hombre importante en la estructura blanca es Javier López Farré, responsable de los servicios jurídicos y persona de confianza de Sánchez y Pérez para representar los intereses de la entidad en algunas asambleas de La Liga. Su llegada se produjo en 2009, con el nuevo mandato de Pérez, y lo hizo procedente de una de las filiales de ACS, la constructora de la que el presidente también es máximo accionista. En el Barça, esta responsabilidad recae en Roman Gómez-Ponti, fichado este año y expresidente del Tribunal Catalán del Deporte.

En la vertiente más social, Bartomeu ha seguido confiando para el área social en Pere Jansà, que llegó en 2010 con Rosell procedente de su empresa de marketing deportivo. Mientras, la fundación está en manos de Josep Cortada también desde hace cinco años. En el caso del Real Madrid, el máximo exponente de esta parcela es Manuel Redondo, director del gabinete de Presidencia, de donde cuelga la relación con socios y peñas, y máximo responsable de la fundación.

A nivel de comunicación, en Concha Espina también han demostrado más estabilidad y Antonio Galeano es el máximo responsable de esta área desde 2009, mientras que en el Camp Nou se han sucedido los cambios: empezó Jansà, que a los pocos meses pasó al área social; le relevó Ketty Calatayud, que no llegó al año en el cargo y fue sustituida por Xavi Marín. Éste último aguantó dos años, pero sus diferencias con Sandro Rosell le llevaron a dimitir y la dirección de comunicación recayó en Albert Montagut. Ahora, el periodista ha pasado a llevar la relación con los medios internacionales, mientras que el puesto de director ha sido asumido por Albert Roura, procedente del Palau de la Música.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles