El diario económico
del negocio del deporte

Albert Malla El Camp Nou en busca de su apellido. El FC Barcelona ha llegado a un acuerdo con Van Wagner por el que la compañía estadounidense ayudará a encontrar a un socio que acompañe el nombre del estadio, si se consigue supondría una fuerte fuente de ingresos para el club.

Para conseguir un acuerdo de esta talla se necesita preguntar a compañías especialistas, motivo por el cuál el Barça ha acudido a Van Wagner, según informa Sport. La empresa norteamericana ha logrado dieciséis naming rights para sus clientes desde 1998. Entre ellos, figuran los New York Jets y los New York Giants, dos equipos de la National Football League (NFL) que comparten el mismo estadio patrocinado por la aseguradora MetLife, y el Arsenal FC, cuyo campo es el Emirates Stadium.

Un portavoz del Barça ha rechazado confirmar la existencia del acuerdo, a la espera de que finalmente tengan atado a un patrocinador de cara a la Asamblea de Compromisarios de octubre de 2016 y que se de el visto bueno en la misma. Esta es una de las fórmulas de patrocinio que todavía no ha entrado con fuerza en España, pero que en EEUU es ya todo un fenómeno y desde hace unos años empieza a arraigar en Europa. Hasta ahora, la mayoría de acuerdos han sido cerrados por marcas comerciales que quieren dirigirse a grandes públicos, como la automovilística Mercedes con los Falcons de Atlanta o Levi’s con los 49ers de San Francisco.

En virtud del futuro acuerdo, el conjunto blaugrana podría facturar 20 millones de euros por campaña por este apellido y la duración sería entre 20 y 30 años, según expertos de estos activos. Estos ingresos tendrían una importancia vital para el desarrollo del gran proyecto del club: el Espai Barça. La junta directiva aseguró que el proyecto se financiaría a partes iguales entre recursos propios (200 millones), financiación bancaria (200 millones) y la venta del apellido del Camp Nou (200 millones). No obstante, Jordi Moix, directivo del área patrimonial y comisionado para el Espai Barça, abrió la puerta a comercializar conjuntamente los naming rights del Camp Nou y del futuro Palau Blaugrana. “Sería algo singular”, enfatizó Moix.

El ejecutivo, especialista en el sector inmobiliario, admitió que uno de los principales escollos será encontrar una marca que no entre en colisión con el resto de patrocinadores del club (cerca de cuarenta). El sondeo del mercado hace pensar al club que podrían obtenerse más de 200 millones finalmente, una medida que ayudaría a reducir la aportación de recursos propios y, por lo tanto, que la inversión inmobiliaria afecte en menor medida al gasto en fichajes.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles