El diario económico
del negocio del deporte

Marc Menchén Bruno Soriano es el mayor estandarte de la cantera del Villarreal CF. Su insistencia y su lucha propició la jugada del gol que dio el triunfo al submarino amarillo contra el Real Madrid este fin de semana, mientras que sus valores son los que el club quiere potenciar a través del fútbol formativo. Para ello ha realizado importantes inversiones en sus instalaciones en los últimos meses, con una serie de operaciones urbanísticas que han empañado la cuenta de resultados y provocado unas pérdidas de 6,98 millones en la temporada 2014-2015.

Los números rojos llegan precedidos de un ejercicio en el que se obtuvieron unos beneficios de 5,94 millones; en el mismo, su presidente y máximo accionista con el 98,79% del capital, Fernando Roig, evitó la quiebra con una importante inyección de recursos tras desprenderse de parte de sus acciones en Mercadona. Sin embargo, el origen de las pérdidas ahora no guarda relación con el desequilibrio entre ingresos y gastos, sino que se deben a “circunstancias excepcionales sin las cuales las cuentas habrían mostrado un beneficio de 5,9 millones”, según la memoria anual a la que ha accedido Palco23.

Villarreal Ciudad Deportiva Pamesa Cerámica 650

El club tenía previsto invertir 3,3 millones en las nuevas instalaciones, que servirán para varios clubes de la provincia.

En concreto, “el resultado negativo proviene única y exclusivamente de las pérdidas registradas durante el ejercicio en inversiones inmobiliarias”, con un total de 11,3 millones. Por un lado, el club ha solicitado tasaciones a “expertos independientes” que les han obligado a deteriorar sus activos ligados al suelo en 4,7 millones. Además, los terrenos sobre los que se levanta la nueva Ciudad Deportiva Pamesa Cerámica tenían un valor en libros de 7,5 millones, estimación que se ha tenido que bajar a 0,9 millones porque “es el valor acordado con el Ayuntamiento de Villarreal en la donación de estos activos”.

El complejo se inauguró a finales de noviembre, tras culminar una inversión que se estimó en 3,3 millones y que consta de una superficie de 40.000 metros cuadrados, con tres campos de fútbol once y uno de fútbol 8, además de dos gradas con capacidad para 250 espectadores. También dispone de edificio con gimnasio, vestuarios y servicios médicos que pretenden servir de ayuda a 8.000 jugadores de la provincia de Castellón a través del proyecto Endavant para fomentar el deporte de élite.

A cambio, el club podrá utilizar las nuevas instalaciones durante 75 años y sin necesidad de hacer frente a un canon anual. Este complejo se suma al que ya tienen en otra ubicación de la ciudad. Con una extensión de 70.000 metros cuadrados y nueve campos de fútbol, es el lugar habitual de trabajo del primer equipo y las categorías inferiores, que ahora dispondrán de un espacio adicional donde trabajar para llegar algún día a jugar en El Madrigal, donde ya lo hacen diez canteranos a las órdenes de Marcelino García.

Roig, que ha dejado la gestión del día a día en su hijo Fernando, destina en torno a siete millones cada temporada al fútbol formativo, consciente de que es uno de los pilares para conseguir su objetivo de “mantener una cuenta de resultados plana, sin beneficios ni pérdidas”. Y es que, a día de hoy, la capacidad de generación de ingresos del club y su margen de crecimiento está estrechamente ligada al nuevo contrato de televisión y su presencia en competiciones europeas.

 

En el último ejercicio, los ingresos por competiciones prácticamente se triplicaron, hasta los 7,22 millones de euros, por su participación en la Europa League. Esta circunstancia, sin embargo, no ayudó a una mejora de la recaudación por socios y abonados, ya que esta partida se resintió un 2,9%, al caer a los 3,33 millones. También cayeron un 5,8% las ventas de productos oficiales en las tiendas, con 328.072 euros; no obstante, en el global de la partida de publicidad y comercialización se registró un incremento del 6,8%, hasta los 8,91 millones.

Esta mejora se explica, sobre todo, por los premios activados en el patrocinio de Pamesa, patrocinador principal y que en las cuentas anuales se recoge un pago de 2,97 millones, frente a los 2,5 millones de un año antes. También se ingresaron más de medio millón adicionales por contratos de colaboración como el Proyecto Wanda de fútbol formativo, que en conjunto supusieron 1,9 millones. Xtep, como socio técnico, Mahou, CaixaBank, Coca-Cola y Sanitas son los otros grandes aliados comerciales del Villarreal.

 

Presupuesto al alza en la 2015-2016 gracias a la televisión

Sin embargo, la gran principal fuente de ingresos del club y la que sustenta una estructura que ha pasado de 148 a 220 personas son las retransmisiones. Los derechos de televisión, en manos de Mediapro antes de la centralización por parte de La Liga, han supuesto 33,85 millones, respectivamente, en las dos temporadas posteriores a su paso por Segunda División. No obstante, y gracias al nuevo modelo que ha entrado en vigor este año, el club prevé recibir 13,3 millones por este concepto, según admiten en su memoria.

Esta mejora se destinará “a la mejora de la plantilla deportiva”, algo que era casi imposible en el escenario previo, en el que la cifra de negocio pasaba de 53,3 millones en la 2014-2015 a 55,12 millones en la 2015-2016, mientras que las plusvalías por traspasos de jugadores descendían de 17,2 millones a 9,26 millones. Además, ayudará a apuntalar un beneficio que antes del nuevo contrato audiovisual apenas se estimaba en unos 20.000 euros.

La inversión en el primer equipo no ha cesado en las últimas campañas, como revela el hecho de que se haya pasado de 26,99 millones en la 2012-2013 a los 42,16 millones de la última temporada. El club dirigido por Francisco Roig hijo argumenta que parte de este incremento se debe al pago de primas por 6,45 millones, así como al aumento de personal en el club. Para el ejercicio en curso, y antes del nuevo reparto televisivo, se habían presupuestado 38,68 millones para empleados (34,16 millones para personal deportivo), cifra que irá al alza en función de los éxitos deportivos.

Los cimientos se pusieron hace un par de años, con una serie de operaciones que ayudaron a fortalecer el balance y situar el patrimonio neto en 69,7 millones de euros, suficiente para absorber las pérdidas contables del último ejercicio y que sigue “poniendo de manifiesto la elevada solvencia de la sociedad”. En los despachos parece que ya se ha realizado buena parte del trabajo, mientras que sobre el terreno de juego el submarino amarillo también está cumpliendo y, al menos en Navidad, podrán dormir en puestos europeos.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles