El diario económico
del negocio del deporte

M.M.A. El Valencia CF ha puesto en marcha oficialmente hoy la ampliación de capital que debe permitir a Peter Lim convertir en acciones dos préstamos participativos que concedió en su día al club y que suman 100 millones de euros. El resto de accionistas disponen ahora de 45 días para acudir a la compra de títulos y no perder su peso en el capital, de manera que la inyección de recursos se deberá cerrar en torno al 20 de enero, dejando incluso cierto margen a que parte del dinero sirva para reforzar al equipo en el mercado de invierno.

Los términos de la operación siguen siendo los mismos. El magnate singapurense capitalizará primero sus créditos a través de una primera ampliación de capital, en la que a capital social se destinarán 35,79 millones, situándolo en 86,87 millones, y a prima de emisión se cargarán 64,21 millones. De esta manera, se conseguía que Lim tenga el doble de acciones nominativas, lo que facilitará la siguiente operación para intentar preservar el actual reparto accionarial.

Lim ya anunció que renuncia a sus derechos de suscripción preferente en un momento en el que será dueño del 82,39% del capital. Será el momento de los accionistas minoritarios, que podrán suscribir tantos nuevos títulos como los que posean actualmente para no verse diluidos. En total, la participación de los socios en esta operación financiera podría suponer la inyección de 15 millones de euros adicionales a las arcas de Mestalla, ya que en principio no deberán afrontar la prima de emisión.

Y es que en la operación aprobada durante la última junta de accionistas “se prevé expresamente la posibilidad de suscripción incompleta del aumento de capital, de manera que, si éste no fuera suscrito íntegramente, la cuantía del aumento de capital quedará limitada al valor nominal de las acciones efectivamente suscritas y desembolsadas dentro del correspondiente periodo de suscripción, quedando sin efecto en cuanto al resto”. Es decir, que a la hora de la verdad sólo deberán pagar los 24,16 euros de nominal, excluidos los 43,34 euros de prima de emisión.

 

Es la mayor muestra del deseo expresado por la presidenta ejecutiva del club, Layhoon Chan, de que los pequeños accionistas no se vean del todo diluidos, aunque es probable que no todas acudan y que Lim acabe reforzado un poco más su posición ya de control.

Los dirigentes del club ché han insistido en las últimas semanas que la inyección de recursos no es en ningún caso una imposición de La Liga, que les permitía no tener que ejecutarla. Sin embargo, la ampliación de capital permitirá al Valencia convertirse en uno de los equipos más capitalizados del fútbol español, además de reducir su deuda después de que Lim le concediera otro préstamo participativo por 100 millones.

Al final, la campaña 2014-2015 se acabó cerrando con unas pérdidas de 2,5 millones de euros, que duplican a las del ejercicio anterior, después de que la cifra de negocio recurrente cayera por segundo año consecutivo y se situara en 81,09 millones (-8,16%), según la memoria anual a la que ha accedido Palco23.

Los ingresos por competiciones se desplomaron un 57%, hasta los 5,6 millones, porque un año antes se jugó la Europa League, mientras que las ventas por comercialización y publicidad cayeron un 2,9%, hasta 15,43 millones, por el fijo más bajo que garantiza Adidas respecto a Joma, entre otros factores. En este sentido, la memoria también revela el pago de 1,7 millones a la marca toledana por la rescisión anticipada del contrato.

El club sí logró una mejora por socios y abonados, con 11,98 millones (+8,29%), pero sigue lejos de los 14,84 millones de la 2012-2013, cuando se jugó la Champions League. También se obtuvieron mejores plusvalías por el traspaso de futbolistas, ya que las salidas de Mathieu, Bernat y Carles Gil, entre otros, dejaron un saldo neto de 34 millones, frente a los 22 millones de un año antes por este concepto.

En cuanto a los gastos, el Valencia destinó un 10,4% más a salarios, con un total de 64,3 millones. El club atribuye este incremento al aumento del personal (se ha pasado de 312 a 360 personas en una temporada), así como a una partida de 4,1 millones destinada a las primas por la clasificación para la Champions League y la rescisión de los contratos del director comercial, Luis Vicente Owens, el director deportivo, Francisco Rufete, y parte de su staff. En este sentido cabe advertir del riesgo que supone el hecho de que salarios y amortizaciones de la primera plantilla supongan 74 millones, equivalente al 91,7% de la cifra de negocio.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles