El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 La Generalitat quiere recuperar el máximo de dinero posible para evitar una severa sanción de Bruselas, y por ello ultima los detalles para deshacerse de su paquete accionarial en el Elche CF. El Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) es el titular de en torno al 54% del club tras la ejecución de garantías crediticias, pero su objetivo pasa por iniciar en dos semanas una subasta para devolver al sector privado la titularidad de la participación.

Manuel Illueca, director del organismo regional, aseguró el viernes que hay varios fondos extranjeros interesados en la compra de la entidad, que milita en Segunda División tras ser descendido administrativamente por irregularidades en su gestión. “El proyecto económico, social y deportivo del Elche les parece bonito y atractivo; es una perita en dulce”, afirmó Illueca, quien garantizó que desde la Generalitat se tendrá en cuenta la “aceptación social del posible comprador”.

La venta, que se articulará mediante un proceso de subasta competitiva, ha acabado entrando en conflicto con la ampliación de capital de 1,3 millones de euros que proponían los empresarios locales que han tomado el mano del consejo de administración. El IVF, que canaliza su paquete a través de la Fundación, no quiere poner dinero en el club, y no acudir a la suscripción de acciones podría hacerle perder la mayoría accionarial que hace atractiva la venta, ya que el nuevo propietario tendría manos libres en la toma de decisiones.

Lo que está por ver ahora es si la Generalitat podrá recuperar la totalidad del préstamo de 14 millones que en su día concedió para capitalizar el club o si tendrá que vender ese crédito con descuento. Pese a que el impago de esta ayuda le dio el 54% del club, no es menos cierto que las valoraciones que se están haciendo de otros equipos en procesos de venta hacen dudar. Por ejemplo, Rastar Group ha pagado 17 millones por el 56% aproximadamente del RCD Espanyol, equipo en Primera División y con mayor masa social.

Otro de los interrogantes que Illueca quiso responder antes de que se generen dudas es que no habrá trato de favor para que sean empresarios locales quienes se hagan con el club. El dirigente es consciente de la sanción a la que ya se exponen ante la Comisión Europea (CE), que sólo podría rebajar la sanción si el IVF recupera una parte importante del dinero para demostrar que no fue una subvención, sino una aportación puente para que, con el tiempo, entrara un inversor en similares condiciones.

En cualquier caso, la sanción sería para el club, que es quien probablemente tendría que devolver el dinero. A favor del Elche CF, por otro lado, juega el concurso de acreedores en el que se encuentra inmerso, que podría ayudar a rebajar de manera drástica el actual endeudamiento. Juan Pascual, responsable del área económica, indicó hace unas semanas que trabajan con el mes de junio como mes límite para firmar un convenio con los acreedores, a los que se les está planteando unas quitas que podrían llegar al 50%.

En su informe al juez, el administrador concursal, Carlos Pérez Pomares, cifró en 42 millones de euros el pasivo del club ilicitano. Si no ha cambiado mucho la fotografía respecto a junio de 2014, un cuarto de la deuda corresponde a la Administración (Agencia Tributaria y Seguridad Social) y ésta no puede sufrir quitas, así que toda la reducción del pasivo deberá llegar por la condonación de deudas por parte de empleados, jugadores y proveedores.

Entre los acreedores más importantes estaría Eiffage-Los Serrano, constructora que asumió parte de las obras de mejora del Martínez Valero y cuyas desviaciones presupuestarias provocaron en parte que el regreso del Elche CF a Primera División se saldara con pérdidas. Es probable que empresas de servicios, como seguridad o mantenimiento, también estén entre los afectados.

Se desconoce cuánto dinero se debe a los empleados. El grueso del importe corresponderá a los jugadores del primer equipo en las últimas dos campañas, a los que antes del 31 de julio se les debían 7,8 millones. Este importe, en principio, ya se conseguido rebajar con las salidas de futbolistas como Jonathas, Lombán o Mosquera, que han aceptado perdonar parte del dinero a cambio de lograr la carta de libertad.

Por otro lado están las aportaciones dinerarias de consejeros y exconsejeros del propio Elche CF, a los que al cierre de la última temporada se les debía 4,8 millones. La cifra es inferior a la del ejercicio anterior, cuando los dirigentes mantenían compromisos por 5,1 millones. A entidades deportivas se les debería en torno a un millón de euros.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles