El diario económico
del negocio del deporte

M. Menchén El Arsenal FC ha sufrido en el primer semestre de la temporada las consecuencias de no triunfar con la compraventa de jugadores. El conjunto londinense cerró la primera mitad de su ejercicio fiscal, el 30 de noviembre, con unas pérdidas netas de 3,4 millones de libras (4,3 millones de euros), pese a que los ingresos ordinarios subieron un 6,5% y se situaron en 158,1 millones de libras (200,5 millones).

La entidad explica en un comunicado que el factor determinante que explica la entrada en números rojos son las pérdidas contables de 27,5 millones de libras (34,5 millones) que ha provocado la obligación de amortizar anticipadamente el valor contable de los futbolistas que abandonaron el Emirates Stadium en el mercado estival, como Lukas Podolski o Wojciech Szczesny. Un año antes, por lo que califican player trading obtuvieron un resultado positivo de 1,7 millones de euros gracias al pase de Thomas Vermaelen al FC Barcelona.

Pese a este contratiempo, el presidente del Arsenal, Chips Keswick, ha buscado el lado positivo de esta situación: “la reducción de los beneficios por traspasos refleja la estabilidad general que tenemos dentro de la plantilla, lo que en mi opinión, es un factor positivo para el club y subestimado en el juego moderno”. Además, muestra “plena confianza en que el resultado global del ejercicio sea compatible con todos los requisitos de los regímenes reguladores financieros”.

Eso sí, el ejecutivo prefiere no realizar previsiones antes de tiempo porque, “como siempre, el resultado real para la segunda mitad se verá fuertemente influenciado por el grado de avance en las competiciones knock-out y por la posición final en la Premier League”. Ello, pese a que dos de los motores del crecimiento ya están dando sus frutos sea cual sea el desenlace de una campaña en la que su progresión en la Champions League se vio truncada con la derrota en la ida de octavos frente al Barça y en el torneo doméstico se le empieza a escapar el Leicester.

El Arsenal,que no desglosa más allá de la cifra global del negocio, atribuye el avance de los ingresos a los mayores pagos que realiza este año la Uefa a los participantes en torneos continentales, así como la progresiva mejora de los ingresos por televisión en Reino Unido en un ciclo que concluye esta temporada.”Seguimos viendo un fuerte crecimiento en nuestros ingresos comerciales”, indica Keswick después de que los recientes acuerdos firmados en los últimos meses hayan elevado a 33 el número de asociaciones con marcas, como DraftKings, Dashen Breweries, SportPesa yDestination New South Wales.

Sobre el negocio vinculado al día de partido, el club destaca que la recaudación sólo baja en 1,7 millones, hasta los 41,2 millones de libras (52,2 millones de euros), debido a que se han disputado dos partidos menos como local respecto al primer semestre de la 2014-2015. Con el objetivo de que la asistencia no decaiga, el ejecutivo ha adelantado ya que la próxima campaña no habrá una subida generalizada en el precio de las entradas, aprovechando que entra en vigor el nuevo acuerdo audiovisual de la Premier League con Sky y British Sport.

Los gunners también han sacado pecho de su posición financiera, asegurando que no tiene una deuda a corto plazo y que sus reservas de efectivo, excluyendo los saldos designados como reservas para el servicio de la deuda, se sitúan en 135,9 millones de libras (172,3 millones de euros).

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles