El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 Los cambios en el proyecto para financiar el traslado del Atlético de Madrid a La Peineta se suceden. La caída del negocio inmobiliario llevó a FCC a solicitar a finales de 2014 una revisión de los términos del acuerdo por el que asumía las obras de construcción del nuevo estadio a cambio de quedarse los aprovechamientos urbanísticos de los terrenos del Vicente Calderón. Ahora, sin embargo, se ha desvinculado casi totalmente del proyecto y es el propio club el que ha asumido la financiación del proyecto.

La entidad recibió a finales del año pasado un crédito de 160 millones de euros por parte de Inbursa, banco del multimillonario mexicano Carlos Slim, que a su vez es el máximo accionista de FCC. Con ese dinero, según El País, el Atleti podrá afrontar la recta final de la puesta a punto de su nuevo hogar y deberá generar los recursos necesarios para cancelar el préstamo en julio de 2017. El club, por ahora, no ha confirmado este extremo.

La principal vía de ingresos para cancelar este crédito será la venta de los aprovechamientos urbanísticos, a los que FCC ha renunciado a cambio de dejar de asumir los costes de La Peineta,que en global se estimaron en su día en unos 195 millones. “En el último trimestre del ejercicio 2015 se ha novado el contrato de construcción del estadio, de tal manera que el pago de la obra no será en unidades de aprovechamiento urbanístico”, confirma la constructora en las cuentas anuales publicadas ayer.

En un primer momento, la compañía pretendía construir una 2.000 viviendas en los terrenos que actualmente ocupa el estadio Vicente Calderón y una antigua fábrica de Mahou, con  dos rascacielos de 36 pisos y otros ocho bloques de hasta 22 alturas, que según El País ahora estarían descartados. La intención del club tampoco pasa por desarrollar urbanísticamente los terrenos, sino lanzar una subasta para colocarlos al mejor postor y cancelar el crédito que permitirá el traslado antes de que arranque la temporada 2017-2018.

De no ser así, el endeudamiento neto del club será excesivamente alto, ya que al cierre de la temporada 2014-2015 se situaba por encima de los 300 millones de euros. Ese ejercicio se cerró con un beneficio neto de 13,12 millones, después de que la cifra de negocio alcanzara los 160,8 millones y se obtuvieran 32,8 millones en plusvalías por traspasos de jugadores.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Mateu Alemany

Director general del Valencia CF

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Todos los perfiles