El diario económico
del negocio del deporte

Marc Menchén El Málaga CF ha vivido dos veranos muy intensos desde 2014, marcados por la salida de varios jugadores. Una situación que extrañó a muchos aficionados, pero que analizando la cuenta de resultados tiene una explicación: de no haber sido por la salida de hombres como Willy Caballero, Juanmi o Antunes, el club no podría haber logrado abandonar los números rojos en la campaña 2014-2015. Ese último ejercicio, cuyas cuentas se han publicado esta semana, se cerró con un beneficio neto de 3,724 millones.

El club destaca en su memoria anual, a la que ha accedido Palco23, que “es la primera vez desde la adquisición del club por los actuales propietarios que se obtienen beneficios sin que el primer equipo esté clasificado para una competición europea”. Incluso se han duplicado las ganancias respecto al año de su última participación en la Champions League, aunque más que al ajuste de los gastos y su adecuación respecto a sus ingresos se deba a una masiva política de ventas.

 

La cuenta revela un saldo neto de 16,45 millones de euros por la compraventa de jugadores a junio de 2015, registro que contrasta con el saldo negativo de 3,78 millones de la campaña 2013-2014 después de que la salida de Isco se computara en el ejercicio 2012-2013 al cerrarse antes del 30 de junio. En cambio, el año pasado se dio salida a Willy Caballero, Antunes, Jesús Gámez, Roque Santa Cruz, Elíseu y Juanmi (este último, en el verano de 2015 antes de cerrarse el ejercicio).

Las plusvalías para el actual curso volverán a ser cruciales, ya que los 10,58 millones de ganancias previstas para la 2015-2016 son totalmente atribuibles a los 14,6 millones procedente de los traspasos de Sergi Darder, Amrabat, Samuel y Samu Castillejo. Pero, ¿por qué sólo ese montante cuando las cifras publicadas apuntaban a unos 36 millones? Muy sencillo: los fondos de inversión.

En su memoria, el Málaga admite que obtuvo financiación de varios fondos a cambio de ceder parcialmente los derechos económicos de algunos jugadores. Por ejemplo, Futbol Global Management, fondo del libanés-venezolano Edmundo Kabchi, mantenía créditos favorables por 11 millones, a la vez que poseía el 54% de los derechos de Samu Castillejo (traspasado al Villarreal CF), el 45% de Sergi Darder (también vendido al Olympique de Lyon) y el 45% de Ignacio Camacho.

Samuel Samu Castillejo Málaga CF

Los dos Samus fueron traspasados este verano con plusvalías.

Sobre esta situación, la entidad añade en su memoria que todas estas salidas generaron liquidez para “reinvertir en nuevos jugadores y aún así obtener un margen positivo de las operaciones de inversión/desinversión del mercado de verano que ha permitido rebajar de forma sensible la deuda neta”. De ahí que, si bien a 30 de junio la deuda rondaba los 43 millones, en septiembre se asegurara que los compromisos se situaban en unos 20 millones.

Y es que, del análisis de las cuentas del club se desprende cierto estancamiento en el negocio ordinario. La principal fuente de ingresos, que son los derechos audiovisuales, retrocedió un 1,3%, hasta los 24,04 millones, mientras que la segunda, que son las cuotas de abonados y socios, se desplomó un 20,7%, hasta los 5,4 millones. En cambio sí que mejoraron la partida de publicidad y comercialización, pese a no haber encontrado sponsor principal, subió un 19,3% y se situó en 5,3 millones. La partida de competiciones, que básicamente son la venta de entradas al margen de los abonos, mejoró un 12,3%, hasta los 3,4 millones.

Este ligero retroceso del negocio recurrente se compensó con un mayor ajuste de los gastos, especialmente en los de personal. La partida de nóminas se rebajó un 4,3%, hasta los 29,9 millones, mientras que las amortizaciones cayeron un 6,5%, hasta 3,9 millones, fruto de la menor inversión en fichajes. Por el contrario, los gastos de explotación alcanzaron los 13,8 millones, un 51% más, después de que se tuvieran que aplicar correcciones por deterioro de operaciones comerciales y el gasto en servicios exteriores pasara de 4 millones a 6 millones.

Para el actual curso, el 2015-2016, la entidad que ahora dirige Nasser Al Thani prevé mantener la contención salarial, además de rebajar nuevamente los gastos de explotación, que bajarían en cinco millones. Ello, sumado a que se mantendrá el nivel de plusvalías por traspasos, así como ingresos por socios y comercial, y se mejorarán los ingresos gracias a la televisión (de 24 millones a 30 millones), es lo que hace prever un beneficio neto de 10 millones.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles