El diario económico
del negocio del deporte

Guillermo G. Recio La continuidad del Baloncesto Sevilla sigue siendo una incógnita, pero el club de la ACB mantiene la búsqueda activa de un inversor que se haga con la propiedad y garantice su viabilidad. La entidad hispalense, a día de hoy en manos de Caixabank tras la compra de Cajasol, ha puesto en marcha una ampliación de capital para captar 3,2 millones de euros, con que se pretende dar entrada a un nuevo socio de referencia

Tal y como recoge el Registro Mercantil, a principios de mes se celebró una junta extraordinaria de accionistas en la que se aprobó esta operación, “con previsión expresa de suscripción incompleta”. Es decir, que el club podría conformarse con una inyección de recursos inferior si no se alcanza la cifra propuesta. Además, se exige que el desembolso se realice en el plazo de un mes a partir de este miércoles 20 de abril, lo que indica que el posible acuerdo debe materializarse antes de que acabe la temporada.

Esta ampliación de capital llega tras la decisión de CaixaBank de no invertir más en el conjunto de la ACB, después de haber realizado ya un desembolso de 14,5 millones de euros en los últimos cuatro años con el objetivo de reforzar el balance e inyectar liquidez. El esquema inicial con el que trabajaba la entidad financiera pasaba por aportar dos millones de euros en concepto de patrocinio, cifra que se complementaría con otros dos millones de los futuros accionistas, algo que hoy en principio se mantiene: si no hay nuevo inversor, no se renovaría el acuerdo comercial.

En 2012, al asumir el control del club tras la compra de Cajasol, firmaron un contrato de patrocinio por tres temporadas y una importante cuantía económica, pese a que renunciaron a algunos de los activos publicitarios que le correspondían para que pudieran ofrecerse a otras marcas, como el patrocinio de la camiseta.

La posición del banco de encontrar un nuevo inversor se remonta al pasado agosto, cuando manifestaron que ejercieron la compra de las acciones de forma temporal. Entonces, fuentes oficiales del banco explicaron que su intención era limitar su presencia en el accionariado a sólo una temporada adicional, a la espera de la entrada de un nuevo propietario. Y a pocas jornadas de que se acabe la temporada regular de la Liga Endesa ya se prepara la entrada del futuro dueño del club andaluz.

Según ha podido saber Palco23, se estaría negociando con alguno de los patrocinadores del Baloncesto Sevilla, aunque todavía no hay nada cerrado. Actualmente, el club cuenta con el apoyo comercial de CaixaBank, la Junta de Andalucía, Orange, Powerade, Lanjarón, Cruzcampo y Spalding. Aun así, la entidad bancaria “se compromete a continuar apoyando al club en las próximas temporadas si se encuentra un nuevo propietario que garantice un proyecto a largo plazo para el baloncesto en Sevilla”.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles