El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 El Benfica vuelve a acudir a los mercados financieros. El club portugués ha cerrado una emisión de bonos con la que ha captado 50 millones de euros, que devolverá amortizar en un período de tres años y en la que el interés medio para los inversores será del 4,25% anual. El atractivo se hizo evidente en el hecho de que atrajo una demanda de 2,59 veces el importe que requería.

El objetivo de la emisión es reestructurar el pasivo, prolongando el vencimiento a 2019, por lo que en principio no supondrá un incremento del pasivo del club, que cotiza en la Bolsa de Portugal desde 2007. En este período, ha logrado captar 190 millones de euros mediante la venta de acciones y otros 165 millones de euros con emisión de bonos y obligaciones.

En esta ocasión, los bancos colocadores han sido ActivoBank, Banco Best, CaixaBI, CEMG, CGD, Haitong Bank, Millennium bcp, Montepio Investimento, Novo Banco y Novo Banco dos Açores. Los inversores estaban obligados a comprar bonos por un importe mínimo de 100 euros y podían ser titulares de hasta 50 millones. Se desconoce si entre los que han apostado por la compra de bonos figura algún fondo de inversión reconocido, aunque sólo hubieron 171 solicitudes de más de 50.000 euros. El grueso, 4.902, solicitaron entre 1.001 euros y 5.000 euros.

Uno de los datos más significativos de esta operación es que se ha cerrado con el tipo de interés más bajo de cualquiera de las emisiones lanzadas por el Benfica desde 2004. En los bonos del año pasado ya logró bajar de los cinco puntos (4,75%), pero antes, y debido al riesgo país de Portugal, el club siempre se tuvo que financiar con un coste superior al 6% anual.

El Benfica es el único de los tres grandes clubes del país que logró resultados positivos en el primer semestre de la temporada, con un beneficio neto que se redujo considerablemente respecto al período anterior, hasta los 4,6 millones, y un resultado operativo de 13,5 millones de euros. El club ingresó 23,5 millones con las ventas de futbolistas como el Ivan Cavaleiro y Lima, una cantidad inferior a otros años, aunque logró compensarlo con el aumento del negocio ordinario, que subió un 16,8%, hasta los 64,87 millones de euros.

Sus cuentas contrastan con las de Oporto y Sporting Club. El primero duplicó sus pérdidas, hasta los 17,62 millones, ante la ausencia de grandes traspasos, mientras que el segundo se anotó se anotó unos números rojos de 18,16 millones de euros en la primera mitad del ejercicio. En parte, atribuyen esta situación a la provisión de 14 millones realizada por el contencioso que mantienen con el fondo de inversión y representación Doyen a cuenta del traspaso de  Marcos Rojo al Manchester United.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles