El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 Van Wagner quiere utilizar al FC Barcelona como plataforma para expandir su negocio más allá de Estados Unidos. La consultora ha sido la escogida por el club para comercializar los naming rights del Espai Barça, un proyecto con el que se espera generar un mínimo de 200 millones de euros y que le obligará a abrir su primera oficina en Europa.

Todavía se desconoce si la delegación estará en la capital catalana o se optará por una ciudad como Londres, con mayor peso en la industria del deporte. En cualquier caso, la compañía norteamericana asegura que su intención es crear un equipo multidisciplinar que actúe como “ventanilla única” de cara a los clientes, es decir, en la que se abarque desde el área de gestión de propiedades hasta la explotación de estadios.

Camp Nou Nikken Sekkei detalle

El nuevo Camp Nou, principal atractivo del proceso de venta de los ‘naming rights’.

Aunque todavía queda mucho por camino por recorrer, pues ni siquiera se tiene la aprobación definitiva del proyecto urbanístico, Van Wagner ya ha dejado entrever el perfil de socio que buscarán para el Barça. Su consejero delegado, Richard Schaps, ha asegurado que “no se trata de un acuerdo de intermediación y de pasar a la siguiente, se trata de trabajar con el FC Barcelona para garantizar un paquete de derechos que pueda sumar a la experiencia global del aficionado”.

“Para nosotros, Van Wagner Sports & Entertainment representa la garantía completa de que la comercialización del Espai Barça será un éxito y la seguridad de que el mercado mundial se analizará bajo los parámetros y requisitos que el club ha fijado en esta etapa de transformación”, ha indicado en un comunicado Manel Arroyo, vicepresidente blaugrana responsable de las áreas de marketing y comunicación.

Jeff Knapple, consejero delegado de la agencia, confía en captar el interés de las marcas porque el proyecto inmobiliario, que contempla remodelar el Camp Nou y levantar un nuevo Palau Blaugrana, “realmente es una plataforma para las asociaciones mundiales que integrará nuevos patrocinadores en una renovación masiva e histórica en el corazón de Barcelona y Catalunya; además, proporcionará una manera de ganar exposición global y acceder a una base de aficionados muy apasionados”.

El Espai Barça tendrá un coste máximo de 600 millones de euros, que el club esperaba generar por tres vías a partes iguales: la venta de estos naming rights, endeudamiento bancario y la generación de recursos propios. El objetivo es que las obras puedan iniciarse en 2017 y finalicen en el 2021, un calendario que podría demorarse si la junta no es capaz de rebajar el endeudamiento neto a 200 millones antes de que se inicie la licitación.

Van Wagner, por su parte, ha logrado 18 naming rights para sus clientes desde 1998, con un negocio agregado para los propietarios de 3.000 millones de dólares. Entre ellos, figuran los New York Jets y los New York Giants, dos equipos de la National Football League (NFL) que comparten el mismo estadio patrocinado por la aseguradora MetLife, y el Arsenal FC, cuyo campo es el Emirates Stadium. Su último gran acuerdo fue del de US Bank para el nuevo estadio de los Minnesota Vikings.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles