El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 Nueva etapa en el Inter de Milán. El grupo chino de distribución Suning ha cerrado definitivamente el acuerdo para hacerse con el 68,55% del conjunto de la Serie A, en una operación cuyos términos económicos no han trascendido pero que, según Reuters, supondrá la inyección de 270 millones de euros. Además, también asumirá una parte de la deuda que lastra las cuentas de la entidad.

Erick Thohir, que se hizo con el control accionarial en 2013, seguirá como accionista minoritario, mientras que Massimo Moratti abandonará definitivamente el club. El empresario indonesio, que ha tenido que ceder la mayoría para preservar el futuro del Inter, seguirá al frente del mismo como presidente. “Esta nueva asociación con Suning Group conduce al Inter a dar un paso revolucionario hacia el futuro; [...] nos permite dar un nuevo paso, decisivo en el proyecto para volver al lugar que le corresponde Inter entre los mejores clubes del mundo”, ha indicado  Thohir en rueda de prensa.

Inter Suning

Zhang Jindong, presidente de Suning, entre Javier Zanetti y Erick Thohir, vicepresidente y presidente del Inter, respectivamente.

El  dirigente ha asegurado que a nivel organizativo se producirán pocos cambios, ya que en el comunicado se explica que el nuevo propietario “dará pleno apoyo a la estrategia de negocio global de Erick Thohir y el equipo de alta dirección que ha construido, con el fin de hacer que el Inter sea aún más fuerte y más competitivo, dentro y fuera del campo, a través de la inversión y el desarrollo de la marca en china y Asia”. En este sentido, y aunque la cifra definitiva no se ha hecho pública aún, aseguran que la aportación económica les permitirá volver a estar entre los diez equipos europeos más importantes.

“Este acuerdo es una oportunidad histórica para conseguir un crecimiento sin precedentes del Inter en China, ya que nuestro país se convertirá en el segundo país nerazzurri“, ha asegurado el presidente de Suning Holdings, Zhang Jindong, en su presentación. Además, dejó entrever que el proyecto irá más allá de su estrategia para desarrollar el fútbol en el gigante asiático, donde ya es dueño de un equipo , sino que también “ayudará a nuestro desarrollo internacional y hacer que nuestra marca sea reconocida en Europa y todo el mundo”.

A la espera de que entren los fondos de un nuevo “socio estratégico”, el club tuvo que recurrir a principios de año a un crédito puente de nueve millones de euros, que se ha obtenido mediante la pignoración de los ingresos por taquilla y abonados. Con unos ingresos estancados en 165 millones de euros (este año podrían llegar a los 180 millones, según Thohir), su principal reto es atajar los números rojos, que el año pasado le costaron una multa de 20 millones por parte de la Uefa y una reincidencia le podría apartar incluso de las competiciones europeas. La temporada 2014-2015 se cerró con unas pérdidas netas de 140 millones y un endeudamiento total de 417 millones de euros, de los que 230 millones corresponden a la banca.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles