El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 Los problemas económicos entre los clubes de la ACB no cesan. Sin ayudas públicas, un gran mecenas o un equipo de fútbol que respalde estos proyectos, muchas entidades están viendo como su continuidad en la élite de este deporte no es nada fácil. El último ejemplo es el Baloncesto Sevilla, en el que CaixaBank ya decidió que no invertiría un euro más y cuyo consejo de administración ha convocado una junta de accionistas el próximo 20 de julio para la “aprobación, en su caso, de la disolución de la sociedad”.

Esta decisión llega dos meses después de que el club pusiera en marcha una ampliación de capital de 3,2 millones de euros, con la que se pretendía dar entrada a un nuevo socio de referencia. Sin embargo, todo apunta a que no se ha encontrado ningún inversor o empresario local que quiera asumir esta aportación de recursos, probablemente consciente de que jamás podría recuperar esos fondos. De ahí que, en la citada junta, ya se prevea también el “cese de los miembros del consejo de administración y nombramiento de Liquidadores”, señala el acta firmada por el presidente del club, Fernando Moral.

La entidad financiera, por su parte, asume que no puede seguir destinando parte de sus recursos a una participada que no forma parte de su negocio real y en la que ya ha desembolsado 14,5 millones de euros en los últimos cuatro años, después de heredar el paquete accionarial tras adquirir Cajasol en 2012. Ahora, también podría poner fin al acuerdo de patrocinio que ha mantenido, ya que su intención inicial era también rescindirlo si no encontraba socios locales para mantener a flote el club.

La posición del banco de encontrar un nuevo inversor se remonta al pasado agosto, cuando manifestaron que ejercieron la compra de las acciones de forma temporal. Entonces, fuentes oficiales del banco explicaron que su intención era limitar su presencia en el accionariado a sólo una temporada adicional, a la espera de la entrada de un nuevo propietario. Y a pocas jornadas de que se acabe la temporada regular de la Liga Endesaya se prepara la entrada del futuro dueño del club andaluz.

El entrenador del Baloncesto Sevilla, Luis Casimiro, ya admitió el pasado fin de semana en declaraciones a Efe que el club hispalense se encuentra “totalmente paralizado, sin planificar el futuro” debido a la incertidumbre existente sobre la supervivencia de la entidad. “Mientras otros planifican la temporada que viene, nosotros no hacemos nada. Pedimos a la propiedad que tome una decisión para que el club siga existiendo. El club y la ciudad lo merecen”, afirmó Casimiro.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles