El diario económico
del negocio del deporte

M.M.A. Suning pisa el acelerador en el Inter de Milán. El grupo chino de distribución ha formalizado su entrada en el club italiano mediante una ampliación de capital en la que inyectará 142 millones de euros, que elevará su peso en el accionariado al 68,55%. Previamente, había pagado 128 millones por todas las acciones de Massimo Moratti (29,49%) y parte de las de Erik Thohir, que bajará del 70% al 31,5% y seguirá de presidente. El 0,4% restante estará en manos de minoritarios.

La operación supone valorar el 100% de la entidad en unos 397 millones de euros. Además, el nuevo propietario ha concedido una línea de crédito por valor de 100 millones, que ayudará a resolver los problemas de tesorería y facilitar que la dirección pueda acceder al mercado de fichajes con garantías. “No vamos a hacer grandes cambios a ciegas, lo que simplemente queremos es fortalecer y ampliar la tradición del Inter”, ha enfatizado Zhang Jindong, presidente de Suning, en su comparecencia posterior a la junta de accionistas.

Inter junta accionistas 650

Massimo Moratti, en el centro, se despide del Inter junto al presidente ejecutivo, Erik Thohir, el consejero Nicola Volpi y Yang Yang, director general de Suning.

En esta nueva etapa el club seguirá dirigido por Michael Bolingbroke, al que Thohir incorporó como consejero delegado en 2014 después de siete años como director de operaciones del Manchester United. El ejecutivo británico, que ha agradecido que se siga confiando en él, ha anunciado que este año podrían rozar los 200 millones en ingresos. “Esperamos llegar a un mayor incremento de los ingresos para 2016-2017″, ha asegurado, después de que este año hayan alcanzado los 186 millones, un 13% más.

La mejora de ingresos irá acompañada de la reducción de los costes financieros, ya que parte del dinero que entrará en caja se destinará a la reducción de una deuda que al cierre de la temporada 2014-2015 ascendían a 417 millones de euros, de los que 230 millones corresponden a la banca. Ese ejercicio se cerró con unos números rojos de 140 millones de euros. Esta situación provocó una multa de 6 millones de la Uefa y la obligación de no registrar unas pérdidas contables superiores a los 30 millones de euros al cierre de la temporada 2015-2016; para el próximo ejercicio debería alcanzar la estabilidad entre ingresos y gastos.

La sanción también suponía limitar el porcentaje de gasto sobre ingresos que podrá destinar al pago de nóminas, así como el importe que puede destinar a la amortización de jugadores, lo que en esencia afecta a su capacidad para fichar. Sin embargo, Bolingbroke ha admitido que “sin duda podemos negociar” con la organización para ver si podrían relajar estas imposiciones tras el cambio accionarial y las consecuencias favorables que tendrá en sus cuentas y balance.

Jindong ya ha avanzado que su objetivo es que el club vuelva a competir por la Serie A y sea un equipo fijo en la Champions League, paso necesario en su estrategia para convertirlo en el equipo preferido de los aficionados chinos. “Aquí es donde Suning como nuestro dueño será el socio perfecto. Con su apoyo vamos a tener acceso a los aficionados en Asia, y más concretamente, China”, ha recordado Bolingbroke.

“Esto a su vez no sólo es una gran oportunidad para nuestros patrocinadores actuales, a los que vamos a ser capaces de ofrecer el acceso y la visibilidad en el mercado chino y el gran potencial que existe allí, sino también la oportunidad de atraer nuevos patrocinadores ya sea de China o más allá”, ha añadido. En este sentido, ha asegurado que hay negociaciones en marcha que podrían concretarse próximamente.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles