El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 La Administración vuelve al rescate. El Ayuntamiento de Bilbao ha acordado este jueves conceder una subvención de un millón de euros al Bilbao Basket para los próximos cinco años, es decir, 200.000 euros anuales desde 2017 hasta 2021.

El alcalde de la ciudad vasca, Juan María Aburto, ha justificado la subvención ya que sin ella el equipo “desaparece”. Este acuerdo ha sido adoptado con los votos a favor de los concejales del gobierno municipal, formado por la coalición PNV-PSE, y los del PP, mientras EH Bildu y Udalberri han votado en contra y Ganemos Goazen Bilbao se ha abstenido.

Aburto ha señalado, ante las críticas recibidas por parte de algunos grupos de la oposición, la necesidad de la ayuda al club de la ACB porque sino “el Bilbao pierde la licencia y nos quedamos sin equipo”. El alcalde ha subrayado que no se puede decir que el club de baloncesto sea una “empresa fallida o insolvente”, ya que se trata de un club con “falta de tesorería”.

Cabe recordar que el Bilbao Basket, que ha evitado in extremis la liquidación tras obtener un crédito de un millón de euros, ha convocado una junta extraordinaria de accionistas para el próximo 27 de julio. La intención es poner en marcha otra operación de captación de recursos por 1,5 millones de euros mediante aportaciones dinerarias.

La medida permitirá obtener los 600.000 euros que aproximadamente el equipo asegura que tiene apalabrados con empresas locales, interesadas en invertir en el nuevo proyecto. Se desconoce si los 900.000 euros restantes también estarían más o menos acordados con otros agentes, o si bien esperan que los socios vuelvan a colaborar en la recaudación de fondos.

Esto ocurre después de que el año pasado ya se iniciara una ampliación de capital, en la que se consiguió captar 563.000 euros a través de cerca de 1.000 seguidores, de los que 557 ya eran abonados, pero no accionistas, y 75 personas que no lo eran la pasada temporada. Los datos fueron facilitados en la junta de finales de diciembre, en la que la junta que preside Xabier Jon Davalillo Peña ya anunció que tenían apalabradas aportaciones con 12 empresas y que esperaban llegar a un total de 18.

Esta inyección de liquidez irá acompañada de la previsible mejora de los ingresos por televisión gracias al nuevo reparto, lo que ayudará a liquidar el préstamo firmado con la Caja Rural de Navarra y otras deudas pendientes, que suman un total de 2,7 millones de euros.

Según la entidad, 800.000 euros corresponden a los litigios que mantienen abiertos con Sportgestión, la empresa del anterior propietario, Gorka Arrinda, con el extécnico Fotis Katsikaris y con el exjugador Kostas Vasileiadis. Los problemas de liquidez también han afectado a la plantilla, ya que el club acumula dos meses de atrasos en los pagos a los jugadores que podrían llegar hasta los 600.000 euros si también se suma el pago de junio, por lo que los atletas “tendrían la posibilidad de ir al fondo de garantía salarial”.

Cabe recordar que hace unos meses lograron el aplazamiento de 3,1 millones de euros con la Hacienda Foral. De los casi 6,5 millones de euros que tiene pendientes de pago el club con la Agencia Tributaria, esta mitad se ha logrado posponer tres años. Esto ha sido posible, según comentó el Bilbao Basket a Palco23, gracias al aval de su principal patrocinador, la empresa tecnológica filial de la multinacional española de automoción CIE Automotive, Dominion.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles