El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 El Gipuzkoa Basket tendrá menos dinero público. El club y la Administración, que anunciaron este martes la renuncia a la ACB y la inscripción en la LEB Oro para la campaña 2016-2017, han explicado este jueves cómo enfocarán en nuevo periodo y el por qué de la decisión de bajar de categoría.

El club ha comentado en un comunicado que “una vez que Gipuzkoa Basket descendió de categoría al quedar en el último lugar de la Liga ACB -un descenso que ha sucedido tres veces en las últimas cuatro temporadas-, la Diputación y el club han entendido que no se podía continuar artificialmente en una categoría que pese al sustancial incremento de la subvención foral y del nuevo patrocinio de RetaBet”. “El GBC ha seguido aumentando sus deudas pese a competir en la primera categoría profesional del baloncesto español y haber contado con un importante incremento de las subvenciones públicas y privadas”, han añadido.

Por tanto, el nuevo convenio con la Administración regulará una subvención de 250.000 euros anuales durante las cuatro próximas temporadas, con una aportación extraordinaria de 250.000 euros para este ejercicio con el objetivo de cubrir los costes de la inscripción en la LEB Oro. De esta forma, el Departamento Foral de Deportes rescinde el anterior convenio que establecía una aportación anual de 700.000 euros mientras el club se mantuviese en la Liga Endesa.

El diputado de deportes, Denis Itxaso, ha asegurado que “después de los resultados deportivos de las últimas temporadas y de constatar que el proyecto en ACB resulta inviable tanto deportiva como también económicamente, este nuevo acuerdo va a permitir que Gipuzkoa pueda tener un equipo en la LEB Oro y pueda seguir disfrutando de baloncesto de alto nivel”.

El diputado ha destacado que “las exigencias para seguir en la ACB obligaban a hacer un esfuerzo económico inasumible desde el punto de vista del equilibrio de las políticas deportivas y también desde el punto de vista del buen uso del dinero público, lo que ha obligado a replantear la situación. Este nuevo escenario se ajusta mejor al rendimiento deportivo y a su delicada situación económica, lo cual permitirá sanear el club y crecer deportivamente”.

Por su parte, la presidenta del Gipuzkoa Basket, Nekane Arzallus, ha explicado también que ésta es la decisión más responsable, afirmando que seguir en ACB hubiera supuesto un “esfuerzo sobrehumano” al no existir seguridad de que este año pudiese competir con unas mínimas garantías.

Cabe recordar que el club vasco tenía la posibilidad de mantenerse en la ACB gracias a la renuncia del CB Ourense, que no obtuvo el dinero necesario para su inscripción, y a la del Quesos Cerrato PalenciaClub Melilla Baloncesto, que han pospuesto una temporada su ascenso al no tener tampoco los cerca de tres millones de euros del canon de entrada.

Ahora, se abre un interrogante sobre el futuro de la máxima competición del baloncesto en España, ya que al contar con un club menos se desconoce si con 17 equipos se modificará el calendario y un conjunto descansará cada jornada o si retirarán la invitación de mantener la categoría al también descendido deportivamente Movistar Estudiantes.

Este lunes, el ministro en funciones de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, calificó de “exorbitante” canon de entrada a la ACB y advirtió a la patronal de clubes que si no lo retiran de manera voluntaria “lo hará el Gobierno cuando tenga capacidad de acción”.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles