El diario económico
del negocio del deporte

M.M.A. El FC Barcelona logra salvar el ejercicio. Pese al laudo arbitral que le obliga a pagar 47 millones de euros a la inmobiliaria La Llave de Oro, la junta directiva ha aprobado hoy las cuentas de la temporada 2015-2016 con un beneficio neto incluso superior al previsto: 29 millones de euros, frente a los 20 millones que se habían presupuestado. Ello, después de que los ingresos finalmente alcanzaran los 679 millones de euros, un 11,7% más que en la 2014-2015 y 46 millones más de lo previsto inicialmente.

La vicepresidenta económica, Susana Monje, dará todos los detalles el jueves en rueda de prensa, pero en un breve comunicado aseguran que la mejora de las ganancias (doblan las obtenidas un año antes) se ha logrado pese a incluir “el impacto correspondiente a los 30 millones de euros que el club deberá asumir por la reversión de la venta de los terrenos de Can Rigalt, según el laude de 30 de junio”. Es decir, que sin este impacto se habría logrado un resultado récord de 59 millones, el más alto de su historia.

La cifra de 30 millones a la que alude el club en su comunicado contrasta con el importe real que debe devolver, que sube a 47 millones de euros. En la nota no se hace referencia a cómo finalmente se ha trasladado al balance y la cuenta de resultados esta cuestión: por un lado, debía devolver 35,4 millones de euros que cobró por la venta de los terrenos a la citada compañía, a lo que se añadían otros 11,6 millones por intereses legales generados en un proceso de arbitraje que se inició en 2012.

Por un lado, el club podría haber revertido la provisión de 5 millones de euros que mantenía por los costes de urbanización que se comprometió a asumir en la operación que ahora se ha deshecho. También se mantenía una provisión de 11,476 millones para cubrir las pérdidas patrimoniales que podían derivarse del caso Neymar, que ahora podrían haberse liberado en parte una vez restados los importes a los que efectivamente se ha visto condenada a pagar.

Uno de los motivos por los que más sorprende el resultado neto anunciado es porque el presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu, anunció hace unas semanas que la deuda neta se había bajado a 280 millones de euros, lo que situaba el ratio en 2,25 veces el ebitda. Es decir, que el resultado de explotación se situaba en 124 millones de euros, en línea con los 12o millones que se habían presupuestado y que, restados los intereses, impuestos, amortizaciones y depreciaciones debían arrojar ese beneficio de 20 millones. Eso, antes de que se diera a conocer el resultado del laudo, sobre el que se dan un período de reflexión antes de decidir si recurren, para lo que tienen plazo hasta octubre.

A la espera de que el club resuelva todos estos interrogantes, el portavoz de la junta, Josep Vives, ha salido en defensa de la gestión de la entidad, ya que en su opinión “parece que en algunos medios [no precisó cuáles] las cosas no van bien en el Barça, pero quizás con cifras así te das cuenta de que hay gente que hace que vayan bien las cosas, con el liderazgo de la junta y el trabajo de los departamentos”.

En la reunión de la junta, según explicaron, también se “ha valorado muy positivamente el balance final de este ejercicio, ya no sólo por el incremento de ingresos, sino también porque se sitúa en la línea fijada en el plan estratégico del club para llegar a los 1.000 millones de euros del año 2021″. Sobre este programa, que se divide en 27 iniciativas en cinco áreas distintas, han añadido que “se está ejecutando en tiempo y forma, por lo que los primeros resultados tangibles ya se han podido contrastar al final de este primer año”.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles