El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 A la espera de que se cumplan todos los trámites administrativos, hoy ya puede decirse que existe acuerdo para la remodelación de Anoeta. La Real Sociedad y el Ayuntamiento de San Sebastián han firmado el convenio por el que el club donostiarra se compromete a aportar 36 millones de los 50,74 millones de euros que exigirá finalmente la remodelación del estadio. El objetivo es que las obras puedan realizarse entre 2017 y 2019.

El proyecto, que en un primer momento se cifró en 40 millones, también contará con el respaldo del Gobierno del País Vasco, que aportará diez millones, y la Diputación de Guipúzcoa, con cuatro millones de euros. “Los términos básicos del convenio contemplan que la mayor parte de la aportación económica para la remodelación la realice la Real Sociedad”, se ha felicitado el alcalde de la ciudad, Eneko Goia.

El club de La Liga, a cambio de cubrir los 12 millones que debía aportar el consistorio, ampliará el periodo de concesión que se había fijado en su momento, de 2033 hasta 2067. Es decir, que en las próximas cinco décadas tendrá la prioridad en el uso y explotación de las instalaciones deportivas, que además del estadio incluye otros equipamientos de su entorno, como el miniestadio.

La primera infraestructura costará 44,1 millones, mientras que a la segunda se destinarán 2,85 millones de euros. En el acuerdo, según publica la prensa local, se especifica que la entidad realista deberá asumir los intereses financieros y otros posibles aumentos de costes, como por el retraso en las obras. “Es un gasto importante para la Real, pero estamos convencidos de que el nuevo Anoeta es el mejor fichaje”, ha indicado el presidente del club, Jokin Aperribay, que confía en que Kutxabank cumpla su palabra y aporte financiación.

El documento también da la opción a la Real Sociedad de buscar financiación adicional para asumir las obras, mediante la venta del naming right de la instalación, de manera que una marca pueda tener el nombre del estadio y publicidad tanto en el interior como en el exterior. En este sentido, cabe recordar que el club aseguró hace unos meses que había conseguido que su patrocinador principal, la china Qbao, aceptara financiar parte de las obras tras renovar hasta 2020.

La nueva denominación se utilizaría en todos los eventos organizados por el club, ya sean los partidos del primer equipo, el combinado femenino, el equipo juvenil o un hipotético torneo de verano, que ahora serán prioritarios a la hora de fijar el calendario de usos. Por el contrario, cualquier acto organizado por el Ayuntamiento seguiría utilizando el nombre de Anoeta.

El convenio establece que, mientras duren las obras, se garantizará un aforo mínimo de 20.000 asientos, tanto para cubrir la demanda de abonados como para cumplir con las exigencias de La Liga. El objetivo es que, tras la remodelación, el aforo se sitúe entre los 40.000 y los 45.000 espectadores mediante la eliminación de la pista de atletismo, además de crear nuevos espacios que se puedan rentabilizar comercialmente. También se exigirá que las instalaciones puedan albergar en un momento dado un partido de rugby, lo que obligará a que la distancia entre el fondo y la grada sea de cinco metros.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles