El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 Los New York Yankees quieren rebajar el peso que anualmente tiene en sus cuentas la deuda asociada a la construcción del Yankee Stadium. La franquicia de la Major League Baseball (MLB) ha iniciado conversaciones con la banca para refinanciar un pasivo de 1.000 millones de dólares que corresponde a las obras para abrir la instalación en 2009.

La operación definida por Hal Steinbrenner, dueño del equipo, consiste en una emisión de bonos libres de impuestos. De esta manera, según Reuters, se reducirían los costes financieros que está asumiendo por una operación que realizó entre 2006 y 2009. Según una reciente actualización de Moody’s, la calidad crediticia de la franquicia ha mejorado y tiene perspectiva estable por la “resistencia demostrada al rendimiento variable del equipo y los ciclos económicos”.

El estadio ocupa una superficie de 120.000 metros cuadrados y en el mismo se incluye un aparcamiento. Con una capacidad para 54.251 espectadores, se trata del tercer estadio más grande de la liga estadounidense de béisbol y se levanta en al lado de donde estuvo su anterior hogar.

Una de las controversias asociadas a este proyecto es que los Yankees se beneficiaron del mercado de bonos exentos de impuestos, para lo que contó con el apoyo del Ayuntamiento de Nueva York a través de una de sus agencias de desarrollo industrial. Para obtener el visto bueno, la franquicia ha propuesto devolver unas 2.000 de las 9.000 plazas de aparcamiento.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles