El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 El CE Sabadell ultima un cambio de propiedad con el que potenciar su estructura y esquivar el concurso de acreedores. En las próximas semanas, Jose García, presidente de la distribuidora de Hummel en España, y otros dos de sus socios se harán con la propiedad del equipo, que actualmente milita en Segunda División B y que, según la convocatoria de junta extraordinaria de accionistas convocada para el 12 de septiembre, está al borde del concurso de acreedores.

El conjunto se acogió al pre-concurso en abril, una figura jurídica que permite a las mercantiles renegociar sus pasivos sin el riesgo de que un acreedor pueda instar la antigua suspensión de pagos. Transcurridos cuatro meses, se declara automáticamente la tutela judicial, que el club quiere para asegurar su viabilidad. Ello, después de una temporada en la que no se consiguió regresar en Segunda División y se previó una nueva caída de ingresos, ya que los derechos audiovisuales en Segunda División B apenas tienen valor, unos 30.000 euros según sus cuentas.

CE Sabadell Hierros Servando 650

Hummel, como proveedor técnico, y Hierros Servando, como patrocinador principal, se estrenan esta temporada.

La deuda se sitúa actualmente en 2,5 millones de euros, de los que en torno a un millón de euros corresponden a la Agencia Tributaria, cerca de 500.000 euros a la Seguridad Social y otros 400.000 euros son con Banco Sabadell. Según ha explicado el presidente, Antoni Reguant, al diario Expansión, “sin los problemas con Hacienda no nos veríamos obligados a solicitar el concurso, ya que en la negociación han sido poco flexibles; en cambio, con la Seguridad Social y Banco Sabadell sí que hemos podido reestructurar la deuda”.

La no recuperación de una plaza en la actual Liga 1|2|3 , según explicó el club en junio, provocará que el presupuesto para el actual ejercicio se sitúe en 1,2 millones de euros aproximadamente, frente a los 1,7 millones del año anterior, mientras que cuando militaron en Segunda manejaban un presupuesto de algo más de cuatro millones de euros, que facilitaba poder ir cumpliendo algunos pagos. Ahora, la televisión, apenas supone unos 30.000 euros, por los 400.000 euros de patrocinios y los 300.000 euros aproximadamente de los socios.

Sobre el nuevo accionista, Reguant aseguró este verano que la compraventa “incluye la gestión, aportarán un valor añadido y el club debe tender a se autosostenible”. En este sentido, ha dejado claro que “desde el primer día hemos hecho saber que buscábamos un socio estratégico, no un inversor que compra el club. Una de las cosas que ha facilitado mucho el hecho de poderse entender es compartir esta visión. Tendrán una posición equivalente a la que tiene el máximo propietario”.

El cambio accionarial llega un año después de que un grupo constructor se hiciera con la mayoría del capital tras otorgar un préstamo participativo de 1,8 millones de euros. Ello, después de que el japonés Keisuke Sakamoto, que adquirió el 64,95% del club en 2012 tras aportar 2,5 millones de euros, decidiera vender prácticamente todas sus acciones por un precio simbólico de 51.035 euros.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles