El diario económico
del negocio del deporte

M.Menchén El Manchester United vuelve a beneficios. Después de sufrir números rojos en la temporada 2014-2015 al quedarse fuera de la Champions League, el conjunto británico ha cerrado el ejercicio 2015-2016 con un beneficio récord de 36,4 millones de libras (42,9 millones de euros). Ello, después de alcanzar los 515,3 millones de libras de facturación (608,4 millones de euros). De no ser por la devaluación de la libra por el efecto del Brexit, estos registros le habrían situado por encima de los 700 millones de euros.

“Nuestro ejercicio fiscal récord de 2016 refleja la continua fortaleza subyacente del negocio y el club tiene el objetivo de lograr un récord de ingresos en 2017, incluso sin una contribución de la Champions League. Este sólido desempeño financiero nos ha permitido invertir en nuestra plantilla, el equipo gestor y las instalaciones para posicionarnos para luchar y ganar trofeos en los próximos años”, ha indicado Ed Woodward, vicepresidente ejecutivo del United.

El aumento total de ingresos de los Red Devils ha sido del 30,4%, impulsada tanto por los derechos de televisión como por la firma de nuevos contratos de patrocinio. El área comercial facturó un 36,3% más, hasta los 268,3 millones de libras, de los que 160,1 millones correspondieron a patrocinios (+3,4%). El negocio de merchandising alcanzó los 97,3 millones de libras gracias al nuevo contrato con Adidas, que ha supuesto recuperar la gestión de varios negocios, como el de licencias.

En cuanto a los derechos audiovisuales, el fuerte crecimiento (+30,4%) corresponde tanto a que los contratos de la Premier League con los operadores son crecientes, como a que el club volvió a disputar la Champions League. En total, por este concepto se embolsó 140,4 millones de libras.

Más moderado fue el avance de la recaudación por taquilla, que aún así mejoró un 17,7%, hasta 106,6 millones de libras, “debido principalmente a la participación en competiciones de la Uefa, además de la progresión en la copa doméstica”, según explican en su comunicación a inversores, que han recibido el anuncio con cierta tranquilidad, ya que la acción sólo caía un 0,15%, hasta 17,26 dólares el título.

La explicación de por qué subió tanto el resultado neto se encuentra en la partida de gastos, donde el avance general ha sido mucho más moderado, de sólo el 12,8% en comparación con el ejercicio 2014-2015. Los gastos de personal subieron un 14,6%, hasta 232,2 millones de libras, tanto por la renovación de algunos jugadores como por la mejora de los salarios al disputarse competiciones europeas.

Además, el gasto en amortizaciones por fichajes se redujo un 11,7%, hasta los 88 millones de libras. Sin embargo, fruto de la gestión deportiva se han tenido que reconocer 15,1 millones de libras en gastos excepcionales, que atribuyen a la indemnización por el despido del entrenador Louis Van Gaal y su cuerpo técnico (8,4 millones de libras) y al deterioro del valor de Bastian Schweinsteiger en libros (6,7 millones de libras).

Uno de los puntos débiles del Manchester United sigue siendo su abultado endeudamiento, pero al menos este año ha logrado rebajar en un 43,2% las cargas financieras, que se situaron en 20 millones de libras, algo que atribuyen a la refinanciación de deuda que cerraron el pasado verano con una emisión de bonos. La deuda neta sube a 260,9 millones de libras, gracias a que finalizaron el curso con una posición de caja de 229 millones de libras.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles